El locutor de noticias en medios estatales cubanos, Yunior Morales, respondió indignado a los recientes planes del régimen, que para alimentar al pueblo prometió gallinas “decrépitas” y tripas de reses y cerdos.

 

—El locutor de noticias en medios estatales cubanos, Yunior Morales, respondió indignado a los recientes planes del régimen, que para alimentar al pueblo prometió gallinas “decrépitas” y tripas de reses y cerdos.

Morales publicó en Facebook que su pronunciamiento es “sin rodeos, voy directo y si perdiera mi trabajo ya me las arreglaré”, refiriéndose a los riesgos de criticar al gobierno, que expulsa de los trabajos estatales a quienes rompen el silencio.

El locutor, que ha sido presentador de noticias en la estatal Televisión Cubana, y en importantes emisoras de la radio oficial, pidió “respeto para el pueblo cubano”.

“Aguantamos como bestias”: locutor oficial critica régimen cubano por ofrecer gallinas decrépitas y tripas

Como a muchos, a Yunior Morales la comparecencia en la Mesa Redonda del ministro de la Industria Alimentaria fue un insulto. Por eso, respondió a los dirigentes castristas: “Las tripas, gallinas ‘decrépitas’ y los restos se los comen ustedes”.

Expresó que los cubanos “al final somos nobles porque aguantamos como bestias”. Advirtió al régimen, que criminaliza la libre opinión, que “decir la verdad no me hace mercenario y sí agradecido con esos antepasados que legaron mucha osadía. Al que no le guste mi sinceridad que aprenda de valores humanos”.

Somos muchos careciendo de lo básico, en una estresante supervivencia. Vengan soluciones y menos consignas que no tenemos dos vidas”, exigió.

“Me expreso como ciudadano que ama a Cuba con deberes, derechos y criterio. Muy libre si valoro lo que está bien, pues soy soberano para la buena crítica”, concluyó su comentario, dirigido explícitamente al presidente Miguel Díaz-Canel.

Entre lo que puede mostrar el régimen cubano a sus súbditos, para que duerman confiados en que llevarán comida a la mesa, están unos 2000 kilómetros de tripas que “logran recuperar” de cerdos y reses. Mientras, la carne de esos animales –que seguramente sería mejor recibida por los ciudadanos– viaja otros destinos, como el turismo y las mesas del Partido Comunista, o se pudre en almacenes por la ineficiencia del sistema, como se ha visto.

Cuando uno escucha a un dirigente castrista hablar de los logros de su gestión, y de las medidas del gobierno de Miguel Díaz-Canel para resolver la grave escasez de alimentos, no sabe si reír de la estupidez exhibida por los funcionarios, o llorar por la suerte de los cubanos bajo esa banda de gordos mediocres.

Así fue con la emisión del miércoles de la Mesa Redonda, principal programa televisivo donde la dictadura se burla del pueblo y destila su propaganda. Ante el sonriente presentador Randy Alonso, que emula en abyección y cretinismo con sus invitados oficialistas, el titular del Minal, Manuel Santiago Sobrino Martínez, habló de “logros” y proyecciones de la entidad que con tan poca fortuna comanda.

El funcionario dijo que “se ha logrado recuperar (…) dos millones de metros de tripas de la res y del cerdo”, lo que equivale a 2000 mil kilómetros de intestinos para alimentar al pueblo.

También anunció un programa agrícola con “gallinas decrépitas”, como si ya el pueblo no estuviera cansado de estos experimentos.