AGENCIAS | Holguín
—La película cubana El extraordinario viaje de Celeste García (Arturo Infante, 2018) obtuvo los premios Lucía en las categorías de mejor largometraje de ficción y mejor actriz, en la edición 15 del Festival de Cine de Gibara, fundado por Humberto Solás (1941-2008), informa la agencia IPS.
Otra cinta cubana, El cementerio se alumbra (Luis Alejandro Yero, 2018), obtuvo el Lucía al mejor cortometraje documental y cubano Amilcar Salatti recibió el premio al mejor guion inédito con su proyecto Él último.
El jurado de ficción, presidido por el realizador cubano Fernando Pérez, galardonó la cinta de Infante por su “autenticidad y capacidad de representar con humor e imaginación la realidad cubana”.
Los dos premios Lucía interpretativos fueron para dos mujeres, pues el jurado decidió “priorizar la actuación al género”, según dejó sentado en acta. Fueron reconocidas la actriz cubana María Isabel Díaz, por su rol protagónico de Celeste en El extraordinario viaje…, y Samantha Mugatsia, por su actuación en la cinta Rafiki (Wanuri Kahiu, 2018), de Kenia.
La cinta iraní Retouch (Kaveh Mazaheri, 2017) obtuvo el premio Lucía a mejor cortometraje de ficción, por “su excelente calidad cinematográfica y por la fineza en el trazado psicológico de su protagonista”, según la opinión del jurado.
La cinta Dos Fridas, coproducción entre Costa Rica y México, ganó en los apartados de mejor dirección y mejor fotografía, a cargo de la costarricense Ishtar Yacín y el español Mauro Herce, respectivamente.
De manera excepcional, el jurado decidió entregar un premio especial a la obra teatral cubana 10 millones, escrita y dirigida por Carlos Celdrán para Argos Teatro, que se presentó en Gibara durante las jornadas del Festival, “porque nos atravesó y nos conmovió, porque el teatro es la fuente de la que surgen las actrices y los actores y por el agradecimiento a su autor y sus intérpretes”, según escribieron en el acta.
La prensa cinematográfica nacional premia desde el pasado año en el Festival de Cine de Gibara películas de ficción y largometraje. El jurado de esta edición, presidido por el crítico Joel del Río, reconoció las obras Animal World (Lam Can-zhao, 2018), de China, y Los días que vendrán (Carlos Marques-Marcet, 2019) de España, en igualdad de condiciones.
El jurado de documental, animación y videoarte, presidido por la cineasta y activista Lizette Vila, otorgó el Lucía al mejor largometraje documental a El camino de Santiago (Tristán Bauer, 2018), que el pasado año ya ganara un premio Coral Especial durante el Festival de Cine de La Habana.
Según los responsables de la decisión, esta película goza de “un despliegue eficaz de los recursos expresivos del cine de indagación para construir un discurso que logra trascender el destino de su protagonista y lo convierte en síntoma de la amenaza y la violencia ejercida por el poder sobre las personas que disienten de las estructuras socioeconómicas y políticas determinantes sobre sus vidas”.
Fueron otorgadas menciones a dos largometrajes documentales dirigidos por mujeres: Las Cinéphilas (María Álvarez, 2017), de Argentina, y El proxeneta. Paso corto, mala leche (Mabel Lozano, 2018), de España.
El cementerio se alumbra recibió el Lucía a mejor cortometraje documental por “estructurar una mirada sobre la realidad cubana que, desde el punto de vista de su realizador y el uso dialéctico de la expresión cinematográfica, apunta el eterno florecimiento de la vida en un escenario determinado por el tiempo detenido y la cercanía de la muerte”, a juicio del jurado.
Otras dos menciones recayeron en los cortos documentales La última hija (Evi Karampatsou, 2018), de Chile, y M/F/X (Koen Suidgeest, 2019), de Holanda.
El premio Lucía a la mejor video creación (que unificó los apartados de videoarte y animación) fue para el cortometraje sueco La carga (Niki Lindroth von Bahr, 2017), “por su capacidad de proponer una reflexión sobre la fragilidad de la existencia frente a los condicionamientos sociales a través de metáforas que son a la vez rotundas e inquietantes”, dijo el jurado. La obra suiza Selfies (Claudius Gentinetta, 2018) ganó una mención.
El premio Humberto Solás de Cine en construcción recayó en el proyecto documental mexicano El film justifica los medios, con guion y dirección de Juan Jacobo Castillo, y producción de Laura Coronado. En el jurado, presidido por el realizador español Vicente Monsonís, también recayó la responsabilidad de premiar al guion inédito de Amilcar Salatti.
El programa del festival incluyó en esta ocasión la participación en diferentes categorías de 59 filmes y 15 guiones en concurso, además de otras proyecciones y actividades socioculturales y de perfil ecológico.
Publicado en DDC.-