Abren bajo custodia policial, grandes colas, demoras y productos rápidamente agotados.

Así fue el estreno de la nueva ocurrencia del Gobierno para salir de la crisis.