Médicos cubanos llegan a Moquegua, Perú. / PERÚ21.-

Ninguno de los 16 profesionales cubanos exportados a Moquegua a raíz de la pandemia puede entrar a una Unidad de Cuidados Intensivos, advierte.

DDC, Lima.-

—Ninguno de los profesionales de la salud cubanos destinados en Moquegua —parte de los 85 especialistas exportados por el Gobierno cubano a Perú a raíz de la pandemia— tiene la preparación para atender a pacientes de cuidados intensivos, dijo una autoridad local citada por el diario Perú21.

Según el consejero regional de Moquegua, Luis Caya Salazar, de los 16 profesionales que están en Moquegua, “ninguno puede ingresar a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), porque no tienen la especialidad para tratar a estos pacientes críticos”.

Caya denunció que en la delegación de médicos solo seis son doctores, de los cuales uno es internista y el resto médicos generales. “Los demás son técnicos en enfermería y enfermeras. Ninguno de los mencionados tiene los conocimientos para entrar a las UCI”.

Según el convenio firmado por el Ministerio de Salud (MINSA) de Perú y La Habana, publicado por DIARIO DE CUBA gracias a las leyes de transparencia y acceso a la información pública existentes en ese país, los galenos que llegaron a Lima son “especialistas en cuidados intensivos, medicina interna, neumología, epidemiología y otras especialidades”.

Se trata de 85 médicos cubanos en total. Según pudo conocer DIARIO DE CUBA antes, son casi el doble de los solicitados por Lima. Además de los 16 destinados en Moquegua, otros 16 se encuentran en Ayacucho, 27 fueron enviados a Áncash y otros 26 a Arequipa. El Gobierno peruano paga 2.000 dólares mensuales en salarios por cada uno de estos profesionales.

Las negociaciones para la llegada de esos profesionales están rodeadas de puntos ciegos, como la mayoría de los tratos del Gobierno cubano para vender los servicios de los médicos y enfermeros de la Isla.

Los trabajadores de la salud cubanos habían sido solicitados a Lima por los gobernadores de las regiones donde hoy están destinados, ante los 200.000 contagios y más de 5.500 muertos por Covid-19 que se reportaban en Perú. Pero, como informó DIARIO DE CUBA, la propuesta de enviar a los médicos había llegado antes desde La Habana.

A la solicitud de 45 especialistas que hizo el MINSA peruano al Gobierno de la Isla, las autoridades respondieron y elevaron los “efectivos”: 50 médicos y 35 enfermeros.

La exportación de servicios profesionales, fundamentalmente médicos, es una de las principales fuentes de ingreso del Gobierno cubano, que se queda con al menos el 75% de lo que pagan los países de destino en concepto de salarios. En 2018 esta actividad generó ingresos de 6.400 millones de dólares a La Habana, muy por encima del turismo.

Además de tener que entregar como mínimo las tres cuartas partes de sus salarios, los profesionales de la salud cubanos enviados a misiones en el exterior son sometidos a una fuerte vigilancia y restricción de libertades fundamentales.

Estas condiciones han sido denunciadas por organizaciones defensoras de derechos humanos y la ONU ha advertido que podrían constituir formas de “trabajo forzoso” y “esclavitud moderna”.

Miguel Palacios, decano del Colegio Médico del Perú, dijo en una entrevista concedida a un medio local que el actual pacto es un convenio directo del Ministerio de Salud con el Gobierno de Cuba.

El colegio, añadió, solo recibió la solicitud para autorizar a 45 médicos, sin especificar la calidad.

La organización gremial, indicó Palacios, otorgó la autorización temporal para que esos 45 profesionales puedan ejercer como médicos generales durante tres meses, bajo la responsabilidad del MINSA. Eso significa que los otros 40 trabajadores añadidos por La Habana están sin autorización.

“El Ministerio de Salud es responsable de las consecuencias que pueden derivar estos profesionales”, advirtió Palacios.