Marta Cavallo, la turista italiana confinada en Cuba. MARTA CAVALLO/FACEBOOK.-

 

 

‘Estamos en un hospital tremendo, en condiciones sanitarias dramáticas’, denuncia la italiana Marta Cavallo.

DDC, Madrid 

—“Llevamos 36 horas viviendo una pesadilla”, escribió la turista italiana Marta Cavallo desde un hospital cubano donde fue internada junto a su acompañante, Filippo Colotto, por sospechas de estar infectados de coronavirus.

En su muro de Facebook, la mujer publicó varios mensajes desesperados luego de que, según su relato, los médicos los pusieran en “aislamiento forzado” y bajo “condiciones sanitarias dramáticas”.

Sempre in isolamento forzato, sempre all’oscuro di tutto… NESSUN MEDICO ci parla, chiamiamo per ore e non arriva…

Publicada por Marta Cavallo en Sábado, 14 de marzo de 2020

“El problema es que el sábado 7 después de tomar un golpe de aire acondicionado tuve un poco de fiebre, pasado al día siguiente con paracetamol. ¡Llevo días bien!”, escribió el 13 de marzo.

No obstante, aseguró que los llevaron al hospital para hacer “verificaciones porque se encontraron casos de Covid-19 en Cuba, diciéndonos que dentro de cuatro horas habríamos vuelto si hubiéramos tenido resultados negativos.”

Luego de permanecer todo el día a la espera de los resultados, y después de insistir, “un médico nos dice que nuestros exámenes están bien. Desde entonces no hay noticias”, denunció.

“Estamos en un hospital tremendo, en condiciones sanitarias dramáticas, la comida se nos da en la mano, la sopa nos piden que la bebamos del plato, ni siquiera hay papel higiénico… no nos dan noticias de ningún tipo, es imposible hablar con los médicos. Estamos segregados, estamos al extremo de las fuerzas físicas y psicológicas… estamos preocupados, cansados, devastados, debilitados… Queremos volver a casa”, escribió.

“¿Le están haciendo esto a todos los italianos en Cuba?”, interrogó.

El sábado, Cavallo insistió en que seguían en “aislamiento forzado, siempre en la oscuridad” y advirtió que “ningún médico nos habla, llamamos durante horas y nadie llega”.

“Queremos que autoridades italianas se pongan en contacto con las cubanas y nos den información clara. (…) Llevamos la ropa con la que nos recogieron… no nos quieren conseguir nuestras maletas, no podemos lavarnos ni cambiarnos. Tememos enfermar en este lugar. El cónsul italiano en Cuba de concreto no sabe decir nada excepto confiar… nos preguntamos en quién y en qué”, agregó.

Este domingo, la agencia italiana Nova reportó que Marta Cavallo y Filippo Colotto serían devueltos a Italia. De acuerdo con la breve nota, que no confirmó ni negó las denuncias de los turistas, “la senadora genovesa del Movimento 5 Estrellas, Elena Botto, declaró: ‘Estamos contentos de poder informar de este resultado conseguido por el ministro de Exteriores Luigi Di Maio (…) Marta y Filippo salieron del hospital donde habían sido hospitalizados, ahora pueden recuperar sus pertenencias personales y prepararse para irse a casa”.

Los primeros casos del nuevo coronavirus confirmados en Cuba son precisamente tres turistas italianos que habían viajado por varios destinos turísticos del centro de Cuba, antes de ser detectados.

A juzgar por las fotos de sus vacaciones compartidas por Cavallo en su muro de Facebook, ella y su acompañante estuvieron en Trinidad y Cayo Guillermo.

A pesar de que Italia ha decretado duras medidas de confinamiento debido a la pandemia, e incluso suspendió los vuelos comerciales, incluyendo los que van a Cuba, el Ministerio de Turismo (MINTUR) cubano insistió en invitar a los veraneantes a viajar a la Isla.

El sábado, Grisel López Fumero, ejecutiva del MINTUR, aseguró que la Isla “sigue recibiendo visitantes” con una rígida aplicación de las medidas de prevención del coronavirus, pues “algunos turistas han manifestado su preferencia en pasar la epidemia en Cuba, donde estarán más seguros y mejor atendidos que en sus propios países.”

López Fumero aclaró que todos los hoteles tienen personal médico y zonas de reclusión. También dijo que existen instalaciones en cada provincia del país con condiciones de aislamiento para el caso de que “desafortunadamente se agoten las ya previstas”.

Ese mismo día, el Gobierno cubano aseguró que hasta el momento no existen nuevos casos de coronavirus confirmados en Cuba y que los cuatro infectados reportados “presentan una evolución favorable y se mantienen asintomáticos”, aunque reconoció que hay 259 pacientes “ingresados para vigilancia epidemiológica”.

El ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, dijo que de ese total, 90 son extranjeros y 169 cubanos.