Ernesto Morales

Ernesto Morales / CiberCuba.-


—El concierto en Miami de la cantante cubana Haila María Mompié, programado para la venidera noche del 14 de noviembre, fue cancelado, según confirmó a CiberCuba la oficina del alcalde de Miami.

“Debido a presiones de la alcaldía, que se oponía frontalmente a la presentación de esta artista aliada al régimen de Cuba, recibimos hace apenas minutos la comunicación por parte de sus organizadores de que el concierto se cancelaba”, explicó René Pedrosa, jefe de prensa del alcalde Francis Suarez.

CiberCuba se comunicó hace minutos con Studio 60, el club nocturno de Allapatah donde Haila haría su presentación este jueves y uno de los gerentes del local (que prefirió no revelar su nombre, pero confirmó su cargo) afirmó que en efecto el concierto había sido cancelado.

Por su parte el presentador cubano Alexander Otaola, organizador de la protesta contra el concierto de la cantante, dijo a nuestro medio que su manifestación se mantenía.

“En el pasado estas mismas personas han utilizado la estrategia de una cancelación fantasma, para desarmar las protestas y luego han efectuado el concierto. Eso no nos va a pasar. Por si acaso, la manifestación frente a Studio 60 se mantiene”.

La cancelación llega apenas 24 horas después de que el alcalde de Miami, Francis Suárez, declarara simbólicamente a Haila “persona non grata” en la ciudad. “Artistas como ella, que solo vienen a provocar y a llenarse los bolsillos de dinero en la misma ciudad donde están las víctimas de los dictadores que ellos adulan, no serán bienvenidos en Miami. Haila es persona non grata en nuestra ciudad”, dijo ayer el alcalde Suárez.

Cinco días antes había sido igualmente cancelada la presentación de la artista en Las Vegas. Los organizadores dijeron que había demasiado malestar en la comunidad cubanoamericana y que preferían no efectuar el evento para no encender aún más los ánimos.

El año pasado, el mismo alcalde de Miami, Francis Suarez, introdujo una petición, aprobada por unanimidad en la comisión de la ciudad, para que el Congreso autorizara a los Estados a decidir cómo manejarse con el tema del intercambio cultural. “Este intercambio ni es parejo, ni es cultural. Se trata de un descaro del castrismo que viene a lucrar a costa de la misma comunidad que desprecia”, dijo el alcalde Suárez en ese entonces.

Hasta el momento no hay cifras oficiales de cuántas reservaciones habían sido ya vendidas para este jueves en Studio 60. La protesta se mantiene invariable, a partir de las 8 de la noche, según sus organizadores.