Almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur de EEUU / AP.-

Washington asegura que su operación naval antidroga no tiene por objetivo final derrocar al gobernante venezolano.

DDC, Washington 

—El Jefe del Comando Sur de EEUU, el almirante Craig S. Faller, relacionó al Gobierno de Cuba en el entramado de narcotráfico que —aseguró— opera Nicolás Maduro desde Venezuela.

“La conexión entre el régimen ilegal de Maduro y Cuba no puede ser más estrecha”, aseguró Faller en conferencia de prensa telefónica, reportó Europa Press.

“Maduro le debe su posición actual a (el Gobierno de) Cuba. Su guardia presidencial es cubana, su servicio de inteligencia está principalmente formado por cubanos (…) Es imposible que no exista una conexión”, argumentó.

El almirante aseguró que “el tráfico de drogas procedente de Venezuela ha aumentado un 50% en los últimos años”, citando afirmaciones pasadas de Washington que el Gobierno venezolano ha negado una y otra vez.

En sus palabras, se trata de un “círculo vicioso” protagonizado por “actores malignos como Cuba, Venezuela, Nicaragua, e Irán”, que viven de la inestabilidad creada por las organizaciones criminales.

El Gobierno cubano, frente a esta acusación, ya trasladó esta semana una protesta formal a la Embajada de EEUU en La Habana. El Ministerio de Relaciones Exteriores exigió a Washington un desmentido de que trafica droga con su aliado Maduro.

Dijo que EEUU tenía elementos que refutan las recientes declaraciones publicadas por la revista Newsweek.

Por otra parte, Faller explicó que la operación militar antidroga que su país está desarrollando en el Pacífico y el Caribe no tiene intenciones militares ni de desestabilizar la región.

Respondió así a las acusaciones formuladas por Venezuela de que podría tratarse de un bloqueo “de facto” sobre su territorio y un intento de derrocar a Nicolás Maduro.

“El objetivo de esta operación es mejorar la seguridad para salvar vidas, no militarizar o desestabilizar ni el Caribe ni el Pacífico”, aseguró el almirante sobre la operación, anunciada a principios de abril por el presidente de EEUU, Donald Trump.

“De hecho, el Departamento de Estado de los Estados Unidos ha redoblado sus esfuerzos diplomáticos en el marco de la transición democrática. Y Estados Unidos mantiene y se centra fundamentalmente en la transición diplomática a una democracia legítima en Venezuela mediante el uso de presión diplomática y económica”, según el almirante.

Durante la comparecencia, Faller ha reiterado que el presidente venezolano, a quien EEUU ha acusado de “narcoterrorismo”, pertenece a una organización “transnacional que trata con armas, drogas y tráfico de personas por valor de 90.000 millones de dólares al año”.

Recientemente, La Habana calificó la operación antinarcotráfico de EEUU en Latinoamérica como un “pretexto oportunista”.