Cola en un banco en La Habana. /EFE.-

 

El Banco Central de Cuba confirma las denuncias de los ciudadanos acerca de la imposibilidad de retirar su dinero en sucursales de la Isla.

 

 

DDC, La Habana.-

—El Banco Central de Cuba (BCC) informó que solo se podrán hacer extracciones de efectivo de las cuentas en divisas internacionales vinculadas a las tarjetas magnéticas que el Gobierno impuso como procedimiento para hacer pagos en las nuevas tiendas en moneda libremente convertible, cuando la sucursal donde se realice la operación tenga disponible esa moneda física.

Según el reporte del sitio oficial Cubadebate, “no es posible para los bancos prestablecer una fecha exacta en la que puedan ser entregados los USD solicitados. Debido a que no es una moneda emitida por el Banco Central de Cuba, su existencia física en las sucursales bancarias puede variar y, por tanto, la entrega se realiza de acuerdo a la disponibilidad existente.”

El BCC confirma así las denuncias hechas por algunos cubanos acerca de la imposibilidad de retirar su dinero de las cuentas en dólares en sucursales bancarias de la Isla.

A inicios de noviembre, la habanera Odalis Jaramillo Arabí denunció a través de Facebook: “Insólito. Guardo mi dinero en dólares americanos en el banco y a la hora de sacar, me dicen que debo anotarme en un listado para extraer”.

“Cómo se entiende que si es mi dinero, no lo pueda sacar cuando lo necesite y solo esperar a que ellos me llamen a mi fijo o móvil. Parece increíble, pero esto ocurre en los bancos de Cuba”, se quejó.

Jaramillo Rabí apuntó que esta situación le hizo perder toda confianza en las instituciones bancarias del Estado cubano: “Les dije que cuando llegara (…) lo retiro todo”, comentó.

Esa irregularidad, ahora confirmada oficialmente por el BCC, pone en entredicho las promesas de las autoridades, que aseguraron a las personas que hagan depósitos en moneda libremente convertible en sus bancos la posibilidad de extraer las sumas sin dificultad.

La apertura de cuentas bancarias con denominación en dólares y respaldo en casi una decena de divisas extranjeras fue el procedimiento concebido por el Gobierno para captar parte del dinero que se fuga de Cuba a través de las importaciones que los ciudadanos conocidos como “mulas” realizan, así como el medio de pago en las nuevas tiendas recién creadas.

Precisamente tras la apertura de esas tiendas el precio del dólar estadounidense se disparó en el mercado informal. Incluso las Casas de Cambio de divisas (CADECA) estatales ofrecen, supuestamente, el servicio de compra y venta de varias monedas extranjeras, entre ellas el dólar. Pero, aunque la compra siempre está habilitada, no sucede igual con la venta, dado que esos establecimientos no cuentan con una oferta estable y dependen, al parecer, de las sumas que otros clientes hayan cambiado previamente.

La nota del BCC aclaró ahora que, a pesar de lo anterior, tratará de dar respuesta a las solicitudes de efectivo “en el menor plazo de tiempo posible” y garantizó a los clientes los saldos de las cuentas abiertas.