Maykel González

Maykel González

Facebook / Rosita Fornés OficialTeatro Martí de La Habana y la vedette cubana Rosita FornésFoto © Facebook / Rosita Fornés Oficial.-

 

—Los cubanos podrán dar su último adiós a la recién fallecida vedette Rosita Fornés, el próximo día 16, en el remozado Teatro Martí de La Habana.

El anuncio lo publicó este domingo la página oficial en Facebook de la artista, quien murió la madrugada del miércoles 10 de junio en Miami, a los 97 años, debido a complicaciones respiratorias.

La información recuerda que en el teatro habanero la Fornés se lució como empresaria, al crear su propia compañía de operetas en 1952, a su retorno a Cuba luego de una estancia en México.

En ese escenario, debuta con “Pardon Madame, [de la opereta] Victoria y su húsar, de Paul Abraham, junto a Miguel Bodegas, Miguel de Grandy (padre e hijo), Zoraida Beato, Armando Bianchi y Conchita Brando, con dirección musical de los maestros Gonzalo Roig y Rodrigo Prats”, precisa la nota.

También hace referencia a la reposición de “Las Leandras, junto a Rolando Ochoa; Los gavilanesLa verbena de la PalomaLa RevoltosaLuisa FernandaLa duquesa del Bal Tabarin; zarzuelas y operetas que Antonio Palacios y Miguel de Grandy dirigieron nuevamente para ella”.

En los comentarios a la publicación, varios usuarios lamentan que no puedan llegar al lugar a rendirle tributo a la vedette, ya que el transporte público está interrumpido debido a la crisis sanitaria por el coronavirus.

Rosita Fornés ya fue homenajeada en Miami el viernes, en un tributo que tuvo lugar en la funeraria Auxiliadora, desde las 6 de la tarde hasta las 12 de la noche. La artista había fijado su residencia en esa ciudad del estado de Florida en 2019.

La velada en Miami estuvo marcada por una tenue pero persistente llovizna. A la entrada de la funeraria permaneció desplegada una pantalla gigante que proyectó momentos conocidos de su carrera musical y cinematográfica. En el vestíbulo fue colocado un retrato de la artista junto a un arreglo con flores blancas y rosadas, y una dedicatoria de sus nietos.

“El legado a nuestra cultura unido a la grandeza humana, la sencillez, la modestia, el talento y el carisma atronador de su presencia estará en el corazón de todos los cubanos y de todos los que hemos sucumbido al inigualable encanto de quien será por siempre Rosa de Cuba”, expuso un comunicado leído en la ceremonia.

Por voluntad de la artista, sus restos se trasladarían posteriormente a Cuba para ser depositados en el Cementerio de Colón, en La Habana, en el panteón familiar donde yacen su madre y esposo.

Antes de fallecer, Fornés estaba recibiendo medicación regular, pero los especialistas que la atendían habían determinado que era muy poco probable que se sobrepusiera a los padecimientos.

Después de conocerse su muerte en Cuba, el Ministerio de Cultura anunció en redes sociales que el traslado de los restos se realizaría “después de cumplir los requerimientos de rigor en las actuales circunstancias”.

“En Cuba se le tributará el homenaje que merece”, añadió el organismo.

Rosita Fornés nació en Estados Unidos de padres españoles, y luego residió varios años en España, hasta que su familia tomó la decisión de establecerse definitivamente en la isla.

Su última aparición pública en Cuba aconteció el año pasado, cuando asistió a una gala de homenaje a sus ocho décadas de vida artística, celebrada en el Gran Teatro de La Habana.

Alegando motivos de salud, decidió marcharse a Miami después de ese espectáculo. A la vedette le sobreviven su única hija, la actriz Rosa María Medel, fruto de su primer matrimonio con el actor y productor mexicano Manuel Medel; su yerno, el también productor José Antonio Jiménez, y varios nietos y bisnietos.