ETECSA: el brazo armado del DSE en Cuba. (Archivo).-

 

CiberCuba
         Imagen de archivo: punto wifi en La Rampa | Foto © CiberCuba.
Por Nora Borges para CiberCuba.-
—Andy usa el internet móvil desde el primer día en que ese servicio comenzó a funcionar en la isla en diciembre pasado. Desde entonces ha gastado un promedio de 10 CUC mensuales para conectarse, tiene un celular bastante moderno y vive en una zona “con buena recepción”, sin embargo, “nunca he tenido una conexión decente”.

Lo que más le preocupa al ingeniero industrial es que la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) no muestra “ni un ápice de mejoría”. En palabras del residente en Centro Habana, “es mucho el dinero de los clientes que se bota y jamás se recupera porque no hay experiencias de uso realmente positivas a no ser que uno viva en los lugares más privilegiados de la capital”.

No por reiterado su reclamo y el de la mayoría de los clientes de Etecsa deja de ser legítimo. “¿Por qué Etecsa no baja las tarifas si de todas maneras es incapaz de optimizar el servicio? ¿Por qué le establece límites a la duración de los datos móviles? ¿Por qué solo 30 días? Si el cliente sufre 15 días o más por una terrible conexión creo que no debieran limitarle el tiempo del paquete.

“Accedo diariamente a páginas cubanas como Cubadebate y esas entradas me consumen megas, en vez de ser gratuitas, que es lo que está establecido. Considero que la principal causa de las irregularidades es la insuficiencia de radio bases para garantizar el tráfico demandado de 3G, así como que los que tienen celulares que solo se conectan a la 2G usan esa misma red. Siempre me ha costado usar los datos móviles. Ya ni para revisar el correo me funcionan”, plantea el joven de 27 años.

Por su parte, a Arturo le llegó un mensaje de texto para incluirlo en la prueba de la red 4G hace unas semanas, pero desde entonces la inestabilidad de sus datos móviles ha empeorado. “Lo triste es que siempre que llamo a las oficinas de Información de Etecsa me dicen que no hay ningún problema, pero mi teléfono demora cantidad en conectarse y consume más megas de la cuenta.

“Etecsa es la reina de las excusas. Es la empresa de Telecomunicaciones más cara del mundo si se tienen en cuenta sus tarifas y lo que cobran sus clientes. Es la más lenta también. Es una verdadera lástima saber que nunca hará nada que beneficie realmente a la población.

“Los problemas con el servicio continuarán mientras Etecsa tenga el control total de las Telecomunicaciones y nada ni nadie le haga sombra. Por eso se da el lujo de no informar ni proteger correctamente a sus clientes”, afirma el informático.

La cuentapropista Yamila, residente en el municipio habanero del Cotorro, resalta que en su zona la 3G siempre ha funcionado pésimamente. “Es una tortura conectarse. A pesar de que vivo a dos cuadras de la antena los problemas son frecuentes.

“Contratamos un servicio que no mejora. Se nos van los megas y nadie nos responde por qué. ¿Si se sabía que la infraestructura aún no estaba preparada para qué implementaron el servicio? ¿Hasta cuándo Etecsa se burlará de sus clientes?

“El descontento de la población que pasa un enorme trabajo para ahorrar y pagar uno de los paquetes de datos móviles más costosos del mundo es constante. A veces uno siente que la conexión mejora, pero simplemente es porque hay menos personas conectadas. Lo más bonito es que mientras los datos estén activados, haya o no conexión, el paquete se gasta”, dice la agente de Telecomunicaciones.

De acuerdo con Lidia, “vivimos en un eterno vaivén. La conectividad es mala tanto para la telefonía como para los datos móviles. A primera hora de la mañana uno puede conectarse, pero en la medida que avanza el día es imposible la conexión. Eso no es un problema puntual, sino permanente.

“El servicio es bastante caro para tener tan poca calidad. Como clientes necesitamos acciones concretas, no explicaciones. Hay más densidad de clientes en algunas zonas que en otras y tal vez lo que se requiere es mayor cantidad de antenas.

“Ojalá tantas malas experiencias con la 3G queden resueltas antes de comenzar a vender la 4G porque la realidad es que se pierde mucho dinero en los intentos de conexión. Por tanto, la satisfacción del cliente es bastante mala porque la conectividad es pobre.

“Además, el Nauta Hogar es una alternativa que sigue al alcance de pocos. Vivo en Boyeros y llevo rato esperando a tener internet en mi casa porque me estoy arruinando pagando datos móviles que habitualmente tienen dificultades, sobre todo de después de las cinco de la tarde”, agrega la abogada.

También Rosa, habitante de Diez de Octubre, aclara que la conexión 3G es muy inestable a cualquier hora, aunque uno tenga el mejor celular del mundo. “Con Etecsa no hay protección, sino un sálvese quien pueda. Todo es del mismo dueño. La empresa es juez y parte y por eso hay mil protestas y ni una respuesta. ¿Qué tipo de atención al consumidor es la que nos da? En resumen, que Etecsa es un desastre.

“La conexión es lenta y se cae a cada rato, pero Etecsa no da ni la décima parte de las indemnizaciones que debería por las dificultades con los paquetes de datos que, además, están sujetos a un tiempo determinado. Como hay afectación del servicio (casi diariamente), deberían darle más tiempo de validez.

“Indemnización es una palabra que Etecsa debería poner en primera fila para al menos mitigar un poco los problemas que estamos teniendo. Pagamos un servicio que lo único que da son molestias”, indica.

Según destaca Ramiro, “contratamos los servicios de Etecsa porque no nos queda otro remedio. Hasta su estrategia de comunicación es muy mala. Es bien caro el servicio así que la calidad debe estar al mismo nivel. La vigencia de un paquete de datos es de 30 días, pero, ¿quién nos repone todas las horas de todos los días que nos afectan?

“Es inconcebible que desde las cuatro de la madrugada hasta las ocho de la mañana la conexión esté buenísima, y que el resto del día no se pueda ni hablar por teléfono. Paso rato sin datos móviles y sin cobertura. No sé qué es lo que está pasando.

“Es una costumbre de Etecsa irrespetar a sus clientes. Lo único que le importa es ganar dinero. Desgraciadamente, una gran mayoría de los usuarios tienen internet en el móvil para comunicarse con sus familiares que residen fuera del país y, para eso, hace muchos sacrificios. Etecsa se enriquece a costa de los humildes bolsillos de los trabajadores”, apunta.