Por María Fernanda Muñoz / Cubanos por el Mundo.-

—Agitación de la generación de relevo. Un grupo de ciudadanos en Cárdenas, provincia de Matanzas, confrontó a dos oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en Cuba, ante un aparente caso de abuso de la autoridad, una situación frecuente para quienes tienen la “suerte” de toparse con estos efectivos.

Hombres y mujeres, de distintas edades, terminaron haciendo retirar a dos oficiales de la PNR en la calle Línea de Cárdenas, aunque uno de ellos se alteró cuando su compañero le pidió que se fueran, al verse sobrepasados por la gran cantidad de personas que los estaba enfrentando.

En el momento de la retirada, el que estaba en mayor descontento,  se percató de que un ciudadano/a estaba grabando todo lo ocurrido, lo que desató la ira del oficial quien intentó despojarle del móvil con el que registraba la escena. Afortunadamente, de forma rápida la ciudadanía lo confrontó y evitó que le tomaran el celular, haciéndolo retroceder.

En un segundo video, se ve cómo el funcionario, echa mano de su armamento, aun cuando en la ciudadanía se encontraban desarmados, una observación necesaria considerando la insistente cobertura que suelen hacer los medios oficiales sobre los abusos policiales en el extranjero, específicamente en países “enemigos” de la revolución y no así, en la línea “dura” dentro de casa.

Con frecuencia los cubanos son objeto de hechos arbitrarios por parte de la Policía Nacional Revolucionaria en Cuba. Multas, detenciones, agresiones físicas y verbales, amenaza y constante asedio, forman parte de la lista de abusos que enfrenta la ciudadanía de parte de los oficiales, que embestidos de supuesta “autoridad” se aprovechan sin que haya ningún tipo de sanción disciplinaria o consecuencia.

Sin embargo, la realidad que viven los cubanos día a día es caldo de cultivo para manifestaciones, pues la escasez de alimentos, medicinas y artículos básicos en general, así como las carencias en servicios como el agua, la electricidad, el gas doméstico o el altísimo costo del Internet, actuarían como catalizadores del descontento popular. La policía en Cuba podría no ser suficiente para contener el malestar acumulado durante décadas.

Redacción Cubanos por el Mundo