Crucero en el Puerto de La Habana (imagen de referencia) | Foto © CiberCuba.-

 

—Los pasajeros cubanos de un crucero que no pudo atracar el pasado año en el puerto de La Habana por impedimento de las autoridades de la Isla exigieron un reembolso total de sus boletos.

La embarcación, conocida como Crucero del Amor, zarpó desde Florida hacia la nación caribeña el 14 de febrero de 2019 y al arribar al puerto de la capital cubana los viajeros, la mayoría médicos que tienen prohibido regresar a su país, pretendían reencontrarse con sus familiares.

Sin embargo, casi a punto de llegar, el gobierno cubano les ordenó detenerse, les impidió atracar y, ante los reclamos de las familias presentes, culpó a la agencia de viajes de haberlos engañado cuando les prometió que podrían subir al barco.

Operado por la Compañía Bahamas Paradise, el crucero formaba parte de una promoción única de la agencia de viajes Viva Travel en la que los familiares de los pasajeros en Cuba podrían subir a bordo de la embarcación portando sus pasaportes, siempre y cuando el viajero hubiese pagado un monto de 500 dólares por cada familiar.

“Teníamos todos los permisos requeridos por las autoridades cubanas”, explicó el capitán del barco ese día.

“Uno nunca puede saber qué puede predecir el gobierno cubano, con respecto a eso que íbamos a hacer nosotros”, dijo Leorvys Pereira, quien había comprado su boleto para ver a su mamá como estaba establecido, y ahora pide que le devuelvan lo que pagó por el permiso para subir a bordo a sus familiares.

En declaraciones al canal Univisión, Pereira afirmó que él y otros 40 clientes pagaron $500 dólares por cada familiar que deseaban subir al barco, pero aún no reciben la devolución del dinero a pesar de que los planes no se concretaron.

De acuerdo con varios afectados, la agencia había prometido devolver el dinero en caso de que los familiares no pudiesen abordar el crucero en Cuba, pero nada quedó por escrito.