Select Page

DENUNCIA DIRECTA EN VT DE LA PERIODISTA: Régimen libera a Camila Acosta bajo amenaza: “Quieren que me vaya del país o que deje de hacer periodismo”

DENUNCIA DIRECTA EN VT DE LA PERIODISTA: Régimen libera a Camila Acosta bajo amenaza: “Quieren que me vaya del país o que deje de hacer periodismo”

Camila Acosta.-

A la periodista le fueron confiscados medicamentos, una memoria flash, documentos personales, nasobucos personalizados contra el Decreto-Ley 370 y 160 pesos convertibles que llevaba consigo.

 

MIAMI, Estados Unidos. – La periodista de CubaNet Camila Acosta fue liberada en la noche de este viernes tras pasar casi 10 horas detenida en la estación de policía de Infanta y Manglar, ubicada en el municipio del Cerro.

“Estoy bien, pese a todo el estrés, la tensión, todo el día sin comer, casi al borde de la hipoglucemia”, dijo la reportera a través de Facebook Live poco después de haber abandonado el cuartel.

La periodista fue detenida en horas de la mañana de hoy mientras encontraba en el Parque Central. El arresto fue llevado a cabo por las oficiales Claudia Pérez y Yanet Paredes, ambas con grados de primer teniente del Ministerio del Interior (MININT). También formó parte del operativo el represor Alejandro, encargado de “atender” a varias activistas y periodistas independientes en La Habana.

“Me quitaron el teléfono, la cartera, me montaron en una patrulla”, reveló Acosta.

Una vez en la estación de Infanta y Manglar, la periodista fue llevaba al cuarto donde duermen los oficiales de guardia, donde la obligaron a desnudarse.

“Me ordenaron quitarme la ropa, lo cual tuve que hacer. Me dejaron en ropa interior y me revisaron para comprobar que no tuviese nada”, explicó la joven.

La periodista llevaba en su bolso medicamentos, una memoria flash, documentos personales, entre ellos recibos de la compañía Western Union, y nasobucos personalizados contra el Decreto-Ley 370. Todos los artículos fueron confiscados, además de 160 pesos convertibles que llevaba consigo.

El interrogatorio también fue filmado sin su consentimiento.

Los oficiales advirtieron a la Camila Acosta que los nasobucos contra el Decreto-Ley 370, los cuales quería regalar a varios de los activistas que fueron sancionados por la policía política, eran una incitación a delinquir, y que ello podría “tener consecuencias”.

La reportera dejó que el acoso en su contra tiene un objetivo bien definido.

“Quieren que me vaya del país o que deje de hacer periodismo independiente y yo no haré ni lo uno ni lo otro”, aseguró.

About The Author

Leave a reply

Comments Box SVG iconsUsed for the like, share, comment, and reaction icons
Load more