El reportero independiente, Ricardo Fernández Izaguirre, fue nuevamente detenido este martes. (14ymedio).

La Policía impide que Ricardo Fernández Izaguirre reciba visitas hasta el próximo viernes

 

 

14YMedio, La Habana.-

—El reportero independiente, Ricardo Fernández Izaguirre, fue detenido este martes tras acudir a una citación policial. El colaborador de 14ymedio y La Hora de Cuba permanece arrestado en los calabozos de Villa María Luisa, gestionados por la Seguridad del Estado en la ciudad de Camagïuey, según confirmaron a este diario familiares y colegas.

Este lunes, Fernández fue citado verbalmente por un agente de la Seguridad del Estado que llegó hasta su vivienda en una moto y que no se identificó. El también activista religioso acudió a la cita con una mochila con algo de ropa y útiles de aseo personal, por temor a que fueran a dejarlo detenido.

Este lunes, Fernández fue citado verbalmente por un agente de la Seguridad del Estado que llegó hasta su vivienda en una moto y que no se identificó

Varios colegas esperaron fuera de la estación policial durante el interrogatorio de Fernández, pero al periodista no le permitieron comunicarse vía telefónica con su esposa ni sus amigos, para aclarar la situación en la que estaba.

La esposa de Fernández, Yusleysi Gil, explicó a este diario que vecinos de Nuevitas le habían confirmado que la policía detuvo este miércoles a las seis de la mañana a un hombre que dio su testimonio para el reportaje sobre la falta de servicio eléctrico en una comunidad con varias familias. “Me dijeron que ese será el testigo que usarán para acusarlo”.

Un teniente aseguró a los colegas de Fernández que el reportero estaba siendo investigado y que quedaría arrestado en la estación por cuatro días, hasta el próximo viernes. Solo a partir de ese momento tendrá derecho a ver a sus familiares más cercanos, advirtió el oficial.

En octubre pasado, Fernández denunció que la policía política pretende llevarlo a los tribunales por “usurpación de capacidad legal” bajo el artículo 149 del Código Penal. La denuncia la realizó después de que varios vecinos de una localidad en Nuevitas a los que entrevistó para un reportaje fueran interrogados por la Seguridad del Estado.

En julio de este año Ricardo Fernández estuvo nueve días detenido y la policía le entregó una carta de advertencia por una supuesta estancia “ilegal” en La Habana, que más tarde el reportero logró que le retiraran tras mostrar que era arbitraria ya que estaba de paso por la ciudad y tenía un boleto de ómnibus para trasladarse hacia Pinar del Río.

El reportero, residente en la ciudad de Camagüey, fue detenido en aquella ocasión cuando salía de la sede del Movimiento Damas de Blanco en La Habana hacia la terminal de ómnibus nacionales. Fernández acordó con la activista Berta Soler hacer una llamada telefónica para confirmar que había llegado bien a la terminal, pero nunca llamó.

En julio de este año Ricardo Fernández estuvo nueve días detenido y la policía le entregó una carta de advertencia por una supuesta estancia “ilegal” en La Habana

El periodista independiente también colabora con la organización Christian Solidarity Worldwide (CSW).

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó entonces la detención por parte de la Seguridad del Estado de Cuba del periodista, al tiempo que exigió su liberación inmediata.

En una carta enviada al ministro del Interior de Cuba, vicealmirante Julio César Gandarilla Bermejo, la SIP exigió la liberación de Fernández y advirtió que “mantener a una persona detenida sin debido proceso, sin orden judicial y mantener desinformada y en estado de zozobra a la familia y colegas sobre su paradero, constituye una severa violación a los derechos civiles, los derechos humanos y, en este caso, a la libertad de prensa y el libre ejercicio de la profesión”.