Miguel Díaz-Canel en San Petersburgo. (EFE).

Quiere desarrollar proyectos en los sectores farmacéutico, sanidad, industria, energía, turismo y educación.

 

Agencia EFE, San Petersburgo.-

Miguel Díaz-Canel se reunió el lunes con el gobernador de San Petersburgo, Alexandr Beglov, y el presidente de la Asamblea Legislativa de esta ciudad de Rusia, Viacheslav Makarov, ante quienes reafirmó la voluntad de su Gobierno de ampliar los vínculos y la cooperación.

“Expresan el presidente de Cuba, Díaz-Canel y el gobernador de San Petersburgo, Alexandr Beglov, su voluntad compartida de continuar ampliando los vínculos económicos, comerciales y de cooperación”, señaló la Cancillería cubana en su cuenta de la red social Twitter, según un reporte de EFE.

En la reunión con Beglov, Díaz-Canel reiteró que Cuba está dispuesta a desarrollar con Rusia la cooperación en la esfera de farmacia, sanidad, industria, energía, turismo y educación, según la agencia RIA Nóvosti.

El gobernante cubano se refirió a programas conjuntos de tratamiento de ciertas enfermedades con el uso de medicamentos de alta tecnología.

Beglov, por su parte, destacó que el ámbito de la sanidad es uno de los principales en la cooperación de La Habana y San Petersburgo, según la misma fuente.

“San Petersburgo está dispuesto al diálogo sobre los ámbitos como fabricación de equipamiento médico, tecnologías de información y comunicación, automática y robótica, altas tecnologías y tecnologías de innovación, electricidad, energía atómica, construcción de máquinas”, añadió.

Díaz-Canel también se entrevistó con el presidente de la Asamblea Legislativa de San Petersburgo, ante quien destacó su “voluntad de ampliar y fortalecer el intercambio parlamentario y la amistad entre los gobiernos, parlamentos y pueblos de ambos países”, según recogió un vídeo publicado en Twitter por el MINREX.

Díaz-Canel llegó el domingo a San Petersburgo procedente de Bakú, donde había participado junto al canciller, Bruno Rodríguez, en la XVIII Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL).

Al poco de aterrizar en la antigua capital imperial rusa, depositó una ofrenda floral en el cementerio memorial Piskarióvskoye, donde están enterradas cientos de miles de víctimas del cerco de Leningrado, como se llamaba entonces la ciudad, durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

En un mensaje en el libro de visitas del cementerio, Díaz-Canel recordó el papel que jugó Leningrado en la defensa de la Gran Guerra Patria, señaló que constituye un ejemplo de resistencia y agregó que son hechos que no deben olvidarse para que no vuelvan a suceder.

Además, recordó al cubano Aldo Vivó, joven que cayó combatiendo en la defensa de la ciudad en pleno bloqueo, según la Cancillería.
También visitó el legendario crucero “Aurora”, convertido en buque museo y cuyo cañonazo dio comienzo a la Revolución Bolchevique en 1917, así como el museo Hermitage.

Este lunes también tuvo ocasión para pasear por el museo Fabergé, donde escribió en el libro de visitantes que “este es un lugar para admirar la cultura rusa”.

Díaz-Canel viajó a continuación a Moscú, donde fue recibido por el viceministro ruso de Asuntos Exteriores Serguéi Riabkov.

Tras su llegada a la capital, se reunirá con especialistas rusos involucrados en la restauración de la cúpula del Capitolio de La Habana y participará en la inauguración de una exposición de pintura de un artista cubano dedicada a la revolución cubana.

El martes, en Moscú, se reunirá con el jefe del Kremlin.

“Este encuentro será continuación de las conversaciones que celebró en Cuba nuestro primer ministro (Dmitri Medvédev)”, adelantó Yuri Ushakov, asesor de Putin en materia de asuntos internacionales en alusión a la reciente visita del jefe del Gobierno ruso a La Habana.