Ceremonia de condecoración. (DEMETRIO VILLAURRUTIA/FACEBOOK).-

 

 

En La Habana ‘hay más luz por el reflejo del sol y la luna en la cúpula dorada que ustedes restauraron’, dice.

 

 

DDC, Moscú.-

Miguel Díaz-Canel condecoró este martes en Moscú a los 52 restauradores de la cúpula del Capitolio de La Habana, responsables, entre otras obras, del enchape en oro que hoy luce esa edificación, que pasará a convertirse en la sede de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) cubana.

De acuerdo con el reporte del sitio oficial Cubadebate, el gobernante impuso a los especialistas rusos y a las dos empresas que participaron en la obra la Medalla de la Amistad, otorgada por decisión del Consejo de Estado de Cuba.

Díaz-Canel dijo en agradecimiento: “Hoy en La Habana hay más luz por el reflejo del sol y la luna en la cúpula dorada que ustedes restauraron”.

El Twitter de la Presidencia cubana publicó un breve vídeo de la ceremonia de condecoración. Entre los comentarios al tuit, el cubano Roberto Saint-Félix escribió: “¿Y mi medalla? Yo preparé a muchos cubanos al principio de los 90. No, gracias, ya tengo mi mejor recompensa: vivo en el país del Capitolio original.”

En agosto quedó inaugurada la cúpula de uno de los edificios más representativos de la capital cubana, obra que estuvo en buena medida a cargo de los expertos rusos, encargados de colocar en la bóveda láminas bañadas en oro sobre planchas de cobre, tal como tuvo el monumental edificio cuando fue inaugurado hace 90 años.

Durante las últimas décadas, el Capitolio se había deteriorado en parte porque se le asociaba políticamente con la República anterior a la revolución socialista, cuyos órganos legislativos tuvieron allí su sede a partir de 1929. Raúl Castro decidió rescatarlo y llevar allí la ANPP.

El costo del laminado, según trascendió en la prensa local de Rusia en 2018, fue asumido por los fondos federales de Moscú por un valor de 9,6 millones de dólares al cambio actual.

Además, el lujo que lucirá la nueva sede de la ANPP tuvo un costo próximo a los 150 millones de pesos (CUP), según la Oficina del Historiador de la Ciudad, desde que comenzó su restauración en 2010.

Díaz-Canel llegó este martes a Moscú en una “visita de trabajo”, como ha calificado el viaje la prensa oficial cubana, y se reunió con el presidente Vladímir Putin y el primero ministro Dmitri Medvédev. El domingo había arribado a San Petersburgo procedente de Bakú, donde participó junto al canciller, Bruno Rodríguez, en la XVIII Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL).