Dairon Elisondo Rojas. / Foto de Facebook @Dairon Elisondo.-

 

 

Por Ana López / Cuba en Miami.-

—Un joven doctor cubano que espera su turno en la frontera mexicana para continuar con su solicitud de asilo en EEUU, ejerce como profesional médico para cientos de migrantes reunidos en un campo migratorio en la ciudad de Matamoros, México.

Se trata de Dairon Elisondo Rojas, de 28 años, quien tras cumplir misión en Venezuela perdió los permisos para continuar trabajando al quejarse del régimen de Maduro luego de regresar a La Habana, dijo al New York Times.

Sin poder continuar ejerciendo su carrera, el galeno decidió emigrar con su novia y llegar a la frontera estadounidense a pedir asilo como otros miles de migrantes.

Viajaron más de un mes en avión, barco y autobús hasta llegar a la frontera suroeste a mediados de agosto.

El Dr. Elisondo y su novia consiguieron un apartamento con otros solicitantes de asilo cubanos, e inicialmente encontró un trabajo en la línea de ensamblaje de una fábrica en Matamoros.

Sin embargo, dijo al Times, que un día pasando cerca de un campo de migrantes vio un cartel que buscaban médicos y decidió ofrecer sus servicios.

Desde el mes de octubre Elisondo colabora con otros médicos voluntarios de la organización que brinda ayuda a los migrantes.

En un día típico, él y otros trabajadores de salud voluntarios estadounidenses atienden a unos 50 pacientes. Además de los residentes del campamento, sirven a otros 1,000 migrantes que viven en otras partes de Matamoros.

Aunque no tiene abogado, el galeno espera ganar su caso de asilo por su cuenta, aprender inglés y comenzar a practicar medicina al otro lado del puente, en los Estados Unidos informó el citado medio.