Colas en Santiago de Cuba | Foto © CiberCuba.-

 

 

Redacción CiberCuba.-

—Una doctora en Santiago de Cuba conversó con nuestro medio sobre los posibles impactos que traerá consigo la pandemia del coronavirus. “Se espera que esto sea grande. Será muy grande”, dice.

Según explicó la especialista, que prefirió no revelar su identidad, los pacientes diagnosticados con dengue que se encontraban ingresados en los hospitales santiagueros “Dr. Joaquín Castillo Duany” y del “Dr. Ambrosio Grillo”, fueron trasladados a la institución asistencial “Dr. Juan Brunos Zayas”, más conocido como “el clínico”, en aras de alistar los dos primeros para acoger los casos que resulten positivos o sospechosos de tener el COVID-19.

“En el Clínico hemos habilitado dos salas, una para los pacientes provenientes del hospital militar y otra para los que vengan del hospital Grillo, porque esas dos instituciones asistenciales ahora deben someterse a una profunda desinfección y alistarse para acoger los casos que resulten positivos al COVID-19 o que se sospeche que lo tengan”, comentó una doctora que prefiere mantener el anonimato.

“El golpe será muy duro, y lo peor es que la gente no tiene percepción, la gente anda casi como si nada. A veces porque no hay otra que hacer colas, estar en medio de una muchedumbre, y otras porque la gente es irresponsable, y otras porque no perciben el peligro real que existe en el país, real e inminente. Te repito, el golpe será duro, y no nos damos cuenta”, agrega.

“Yo creo que es legítimo que si el gobierno no toma las medidas que creemos debe tomar, pues mira debemos tomar el destino por nuestras propias manos. Yo soy doctora y hay responsabilidades profesionales, humanas, que no puedo eludir, pero a todo el que puedo le aconsejo que no esperen que el gobierno decrete el aislamiento, que se vayan preparando para ese momento”.

Mientras, en la ciudad de Santiago de Cuba se venden algunos productos para mitigar la posible propagación del peligroso COVID-19, una de ellas es la venta del hipoclorito de sodio, cuyo uso se ha establecido obligado en las instituciones estatales y algunas del sector privado han adoptado ya.

“Escuché que se estaba vendiendo en todas las instituciones farmacéuticas y de eso nada, sólo en algunas. Y además aquello era un pomo por persona, con la cola enorme que además tenía. Hay que evitar aglomeraciones y concentraciones, pero no acaban de buscar soluciones efectivas para evitar las colas”, opina una ama de casa santiaguera.

En las escuelas enseñan a protegerse del virus, a evitar su propagación. En los círculos infantiles también. Se han suspendido algunas actividades y centros recreativos han cerrado sus puertas.

Sin embargo, con algunos lugares que han dejado de prestar servicios, no pocas instituciones del comercio y la gastronomía reportan mayor afluencia de público y clientes, con la consiguiente mayor aglomeración de gente.

“El gobierno debería de tomar medidas radicales. Aquellos lugares donde no se hizo a tiempo, las cosas se salieron de control y hoy pagan las consecuencias, no cerramos las fronteras y terminamos importando casos que están saliendo a la luz”, opina un vecino de Veguita de Galo.

Cuba confirmó 10 nuevos casos positivos a la presencia del COVID-19, con lo que llega a la cifra de 35 infectados.

Entre los nuevos casos confirmados hay siete ciudadanos cubanos y tres canadienses, según una nota divulgada por el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de la Isla.

Mapa del coronavirus en Cuba

Evolución de casos del coronavirus en Cuba

Videos sobre el coronavirus en Cuba: