Un cubano montando bicicleta. AP Photo/Ramon Espinosa)

 

Redacción RTVMartí | Septiembre 11 2020.-

—Un trabajador por cuenta propia para quien lo importante no es tanto la moneda circulante como que haya materias primas disponibles; un youtuberconvencido de que si las tiendas en dólares son las únicas abastecidas, pues mejor que paguen los salarios en dólares; un ama de casa que también preferiría ver el dólar como moneda nacional; un médico con ansias de que los cubanos ganen salarios dignos, al margen de la moneda escogida para pagárselos, y el afán de un campesino por una economía fuerte capaz de respaldar al peso cubano y ponerlo, como antes de 1959, al nivel del dólar

Son las respuestas que dieron desde la isla cinco cubanos de diferentes esferas de la vida a Radio Televisión Martí. Las preguntas eran: ¿Quisiera usted una reforma monetaria y cambiaria ahora mismo en el país? ¿Cuál sería el cambio de moneda ideal para los cubanos?

“Nosotros, la mayoría de los trabajadores por cuenta propia, lo que deseamos es que existan productos, que exista materia prima, sea cual sea la moneda, y no haya tanta diferencia [como la] que hay actualmente con la situación de compra de los productos”, respondió desde la cafetería Punto Placetas, que arrienda en Santa Clara para un negocio de gastronomía, el trabajador por cuenta propia y periodista independiente Yoel Espinosa Medrano.

“El CUC prácticamente se está yendo poco a poco, pero… es lo mismo, tú puedes comprar lo mismo en CUC que CUP”, dijo. “El CUP está desvalorizado por completo, a 25 por uno [un dólar], pero la situación es la escasez total de materia prima, de productos, de necesidades que tenemos nosotros, no solo para nuestros negocios; también para la alimentación del pueblo en general.

“La moneda no va a influir, lo que va a influir es la opción que uno tiene de comprar, que es casi nula; el desabastecimiento casi total de los mercados, la ausencia de un mercado mayorista, en este caso para nosotros el sector de trabajadores por cuenta propia la ausencia total de un mercado mayorista, unido a la escasez que se está enfrentando en las otras instituciones estatales, en las otras empresas de gastronomía, de servicios, de venta de insumos y de productos que no se encuentran por lo general.

“Creo que el dólar sería lo más ideal manejar acá en Cuba, no manejar el dólar simplemente a través de tarjetas magnéticas: que uno pudiera con efectivo, la moneda, el dólar, comprar en cualquier lugar, como se están creando las condiciones en muchas tiendas […], usted llegar con su moneda, con su dólar, y poder comprar lo que necesite. En este caso que está un poco difícil, porque no existe, pero, lo ideal sería que se mantuviera el dólar. Esa es la moneda que vale en cualquier lugar del mundo, incluso aquí en Cuba vale, pero no puedes adquirir con ella, primero porque no lo tienes, y segundo, porque el Estado cuando tiene el dólar se lo depositas en una tarjeta y ya tú no vas a ver más ese dólar para nada.

“Todo país tiene su moneda, [debemos] tener presente eso, pero mi criterio es que sea el dólar, o una sola moneda que tenga un precio de cambio bastante asequible con el dólar. Al final, lo que necesitamos es que haya productos, que haya alimentos, que haya cosas que comprar, simplemente. Una moneda u otra no va a decidir nada. Lo que va a decidir hoy por hoy para nosotros, para la población y para el sector de trabajadores por cuenta propia, es que en los mercados existan los productos y la materia prima que nosotros necesitamos”.

Billetes utilizados en Cuba en las últimas décadas. REUTERS/Desmond Boylan
Billetes utilizados en Cuba en las últimas décadas. REUTERS/Desmond Boylan

“Que me paguen en dólares”

“Pienso que hace rato eso se veía venir; lo que pasa es que estamos un poco escépticos y un poco asustados con las medidas que se van a tomar ahora que esto va a suceder”, responde el youtuber Yander Serra. “Porque, como siempre hemos visto y sabemos, nunca ha sido a favor del pueblo cubano. Siempre que se toman medida, sobre todo en este tipo de situaciones, atentan contra el bienestar y contra la economía del pueblo, y ya se sabe que en cualquier momento, quizás a partir del 1ro de octubre, por ejemplo las remesas que manden se entregarán aquí en Cuba al valor de 20 pesos cubanos por cada dólar que manden.

“O sea, que ya empiezan a afectar la economía de la gente. Y también me preocupa mucho que con esta unificación monetaria, imagino que la inflación sea inmensa, que los precios suban. Pues bueno, ¿qué hacer? Nos guste o no nos guste va a suceder, porque aquí realmente lo que piensa el pueblo importa poco.

¿Cuál sería el cambio de moneda ideal para los cubanos?, le pregunta la reportera. “Pues en dólares, si al final las cosas que realmente necesitas te las vendiendo en tiendas en dólares, ¿no? ¿Qué haces con tener moneda nacional en el bolsillo, si cuando vas a una tienda a comprar algo no lo hay, y donde lo hay es en la tienda donde venden en dólares? Pues obviamente que me paguen en dólares, que es a lo que están llevando el país, prostituyéndolo por el dólar”.

El cubano no ha podido vivir de su salario

“Aquí hay una gran incertidumbre con eso, en primer lugar porque aquí hay dos monedas, que cual de las dos está devaluada totalmente”, responde el médico Roberto Serrano. “Porque el peso, el CUP, es la moneda que siempre ha existido, una moneda [con la] que prácticamente no se puede comprar nada. El CUC era la moneda con la que, más o menos, se compraban las cosas de primera necesidad en las llamadas tiendas recaudadores de divisas [TRD]. Pero ahora las dos están devaluadas. O sea que, repito, la población en general tiene una incertidumbre muy grande, y yo como parte de la población igual, estoy en la misma situación”, declaró.

“Porque, si ponen una sola moneda, ¿cómo sería el cambio de esa moneda, por ejemplo, respecto al dólar o a otra moneda dura accesible a comprar en las tiendas recaudadoras de divisas? Es bastante compleja la situación de acá.

“Yo tengo 57 años, y el cubano nunca ha podido disfrutar de un poder adquisitivo que le permita vivir de su trabajo”, responde a la pregunta de cuál sería el cambio de moneda ideal. “Me refiero a que usted pueda adquirir lo mínimo indispensable que se necesita con su salario. Aquí nunca se ha podido vivir del salario como tal; aquí todos los cubanos han tenido que inventar otra actividad, porque simple y llanamente no se puede vivir del trabajo. Aparte de que aquí tampoco se podía tener dos trabajos ni mucho menos, cada cual tenía que sobrevivir con el salario ese de 30 días, [que cobraran] una vez al mes.

“Lo ideal es que, sea la moneda que sea que se le pague al cubano, que el cubano pudiese vivir con ese dinero que se le pague, sea CUC, sea CUP, cualquiera. Pero que al menos con ese pago uno pueda obtener lo mínimo indispensable, refiriéndome a la comida, el vestido, transporte, etc. Porque es que nunca se ha podido.

“Ese salario mínimo por el cual los diferentes gobiernos hacen los cálculos… que esa persona que devengue el salario mínimo pueda vivir con ese salario. Y es lo que nunca ha pasado. Ni el que tiene un salario mínimo ni el que tiene un salario más alto. Yo gano 1,600 pesos y con ese dinero no puedo vivir prácticamente ni 15 o 20 días. Con ese salario tengo que reajustarme sobremanera, y dejar de comprar muchas cosas para tratar de que me alcance, y es de los salarios más altos que hay acá”.

Que pagaran en dólares para ir a las tiendas en dólares

La ama de casa Arasay Santos Pérez responde que sí a la pregunta de si ella quisiera ver una reforma monetaria en Cuba ahora. “Claro, porque no todo el mundo puede comprar con [dólares] americanos, y la mayoría de las tiendas aquí son para [dólares]. Yo por lo menos no tengo esa posibilidad, ¿ves?”

“Aquí los sueldos son muy bajos. Malamente uno podía ir a comprar normal con dólares a las tiendas […] Que pagaran en dólares, y que uno pudiera ir a la tienda en dólares, parecido a los otros países. Porque aquí en Cuba un dólar vale 25 pesos, y sin embargo en otros países es uno por uno. Un par de zapatos vale 30 dólares y son 750 pesos en moneda nacional, comparando el dinero que paga aquí el gobierno”.

“Que el peso cubano tuviera el mismo valor del dólar”

Desde el municipio Los Palacios, en Pinar del Río, el líder de la Liga de Campesinos Independientes Esteban Ajete Abascal se va más allá del tema de la reforma monetaria y cambiaria para caer en la necesidad de suprimir impuestos e impulsar el sector agropecuario.

“Sería bueno una reforma monetaria, ya que hasta ahora nos ha traído bastante problemas y confusiones esta triple moneda”, dice, y aclara que está hablando en representación de los campesinos independientes. “Ya sería ajustarnos a los precios que vendrían después que se haga el cambio de la moneda. Para el campesino sería bueno el cambio de moneda, pero no resolvería todo el problema del campesinado.

“Estamos afianzados a cinco puntos que estamos pidiendo, uno de ellos es que los impuestos […] a los campesinos sean aplazados por lo menos 10 años, para que el campesino tenga mejor solvencia económica.

“En estos momentos en Cuba la mayor posibilidad de compras está en estas tiendas que han puesto por tarjeta; resolvería un problema porque ya no tendría que estar cambiando moneda, ni vendiendo, ni quitando, ni buscándose dificultades en la calle, y delinquiendo en ese sentido. Ya sería que la moneda que reciba le sirva para comprar en muchos lugares.

¿Dónde está la cuestión? En que el campesino pueda vender sus productos en moneda libremente convertible para poder vender y comprar donde él lo desee.