Barco Carlota. / C. VESSEL FINDER.-

El Carlota C lleva casi una semana sin localización satelital, tras arribar a finales de mayo a ese país

DDC, Madrid 

—El tanquero Carlota C, propiedad de una firma bajo control del conglomerado empresarial de los militares cubanosGAESA, lleva casi una semana sin localización satelital, según hizo evidente el sitio de rastreo de barcos Marine Traffic.

De acuerdo con el reporte de esa plataforma de localización de navíos, la última posición recibida del Carlota C se remonta al 17 de junio pasado, pero en este momento el buque petroquímico está fuera de rango, lo que podría suponer que su sistema de navegación está apagado.

El último reporte del Carlota C indicó que este llegó a la refinería El Palito en Venezuela a fines de mayo, procedente de Moa, Holguín, al norte de Cuba. En ese sitio habría atracado, según varios reportes, próximo a uno de los tanqueros con gasolina iraní que procedió a descargar allí.

Ello despertó sospechas acerca de la posibilidad de que parte de esa gasolina fuera desviada hacia Cuba, como alertaron tres funcionarios de la compañía estatal PDVSA con conocimiento directo de la operación, citados por el diario El Carabobeño.

Desde entonces, el barco ha permanecido alternativamente visible e invisible para los radares. Pero no había estado fuera de alcance tanto tiempo como en esta ocasión.

El Carlota C transportó a la Isla en mayo una carga de combustible para avión desde Venezuela y luego regresó a ese país y atracó en El Palito.

Otro tanquero que traslada fuel oil de Venezuela a Cuba con regularidad, el Petion, estuvo la semana pasada en la refinería del Estado Carabobo, viajó a Puerto la Cruz, según el propio sitio de ubicación satelital de navíos, y aunque aún permanece en esa ubicación, Marine Traffic indica que su próximo destino es Matanzas, adonde debe arribar el 26 de junio.

Fuentes consultadas por DIARIO DE CUBA a inicios de este mes aseguraron que, pese a la sequía de combustibles que padecen los venezolanos, el chavismo mantuvo durante el mes de mayo el envío de petróleo a Cuba.

La empresa Caroil Transport Marine LTD, propietaria y operadora de Carlota C y Petion, fue sancionada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de EEUU en 2019 por transportar petróleo y otros productos desde Venezuela hacia Cuba, en transacciones que involucraban a las también sancionadas compañías estatales PDVSA y Cubametales.

Caroil Transport Marine LTD es una empresa bajo control de Guillermo Faustino Rodríguez López-Callejas, hermano del general de brigada Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, el poderoso exyerno de Raúl Castro que dirige GAESA.