Una cola para comprar alimentos frente a un mercado de La Habana. (AP/Ramón Espinosa)

 

Por Tomás Cardoso / RTVMartí | Septiembre 15 2020.-

“La estrategia cubana para el impulso de la economía y el enfrentamiento a la crisis mundial provocada por el COVID-19”, es un plan del Estado que garantiza absoluto control de toda la gestión empresarial y será incapaz de sacar al país de la actual crisis, concluyeron economistas entrevistados por Radio Televisión Martí.

La estrategia publicada bajo el título “Cuba y su desafío económico y social”es simplemente una prolongación de las mismas políticas económicasimplementadas en la isla comunista en las últimas seis décadas.

Desde el inicio de la pandemia en la isla, la crisis alimentaria se agudizó y hasta el presente todas las medidas tomadas por las autoridades no logran estabilizar el suministro de alimentos básicos en toda la isla.Desde Valencia, en España, el economista y profesor universitario Elías Amor Bravo considera que el texto, que contiene “soluciones” para los sectores de la producción, comercialización, exportaciones, sistema financiero, la conducción y gestión de la economía, es un documento más y no aporta nada nuevo.

El experto califica como un error tremendo de quienes dirigen el país, el no tomar en consideración en este momento al sector emergente de la economía nacional, “el más sufrido durante el coronavirus y el único con capacidad para ser productivo en la isla”.

“Bueno pues más o menos lo mismo de siempre, más planificación central, más empresa estatal, no va a resolver los problemas de producción agropecuaria para abastecer los mercados con alimentos, no resolverá la caída sistemática y estructural que tiene la industria manufacturera en Cuba y no va a permitir construir viviendas suficientes para resolver el déficit habitacional”, destacó el académico.

En la Habana, el contador y máster en Ciencias Sociales, Ángel Marcelo Rodríguez Pita, coincide en que el plan es “más de lo mismo”.

En lo publicado se plantea la visión de que el trabajador por cuenta propia es un complemento de la empresa estatal socialista, y esto es un error porque las unidades del estado no son ni productivas ni eficientes, afirmó.

“Esto es una agenda que se reinventa por el gobierno para mantener cierta propuesta sobre el panorama económico nacional, pero no es fruto del consenso social, y está destinada al fracaso, porque así mismo ocurrió con la Ley de Cooperativas”, agregó el experto.

Para la economista Martha Beatriz Roque Cabello, también en la capital, considera que este es un documento totalmente ideológico, el régimen tiene como premisa fundamental el no permitir que la gente tenga dinero, porque así se empoderan y ya no tendrían dependencia del estado.

“Las soluciones reales que puede tener este país es la liberalización de la economía, y eso ellos ni lo admiten, ni tan siquiera les pasa por la cabeza, todo lo que ellos quieren es controlar, controlar y controlar”, señaló la líder opositora.

El economista y politólogo Enix Berrio analiza que la receta del oficialismo es la misma de siempre, sin embargo, si se les quitaran las trabas al trabajo por cuenta propia, el sector privado podría aportar el uno por ciento anual al producto interno bruto (PIB).

“Si hay un país que con la situación de la pandemia, que ha afectado al mundo entero, ha quedado en una condición de más vulnerabilidad y más desfavorable, es justamente Cuba. El estado cubano no tiene capacidad de respuesta a la crisis que está enfrentado, no tiene recursos para salir de la crisis”, enfatizó Enix.