Llegada de los médicos a Santiago de Cuba. MIGUEL RUBIERA JUSTIZ ACN.

 

Un oftalmólogo cuenta que operaba de 12 a 13 pacientes diarios.

DDC, Quito.

—Un primer grupo de 173 médicos cubanos regresó este martes desde Ecuador, días después de que el Gobierno de ese país diera por terminados los convenios que mantenía con las autoridades de Cuba ante la presunta participación de La Habana en las protestas de inicios de octubre en el país suramericano.

Los galenos arribaron en la madrugada al aeropuerto de Santiago de Cuba y después el avión reanudó su ruta hasta La Habana, donde desembarcó el resto de los profesionales a bordo, reportó EFE.

Está previsto que en Santiago aterrice esta tarde otro avión con otros 183 profesionales de la “misión médica” de la Isla provenientes de Ecuador, con lo que habría regresado casi el total de 382 médicos emplazados en ese país suramericano.

“Somos conscientes de que el cese de los acuerdos con la ‘misión médica’ de Cuba tendrá una repercusión negativa en los servicios de Salud del pueblo ecuatoriano, pero lamentablemente (Lenín) Moreno, su presidente que traicionó los principios del socialismo, parece no preocuparse por esto”, declaró el oftalmólogo Nivardo Rodríguez.

Rodríguez dijo a la estatal Agencia Cubana de Noticias cómo operaba de 12 a 13 pacientes diarios aún en medio de los enfrentamientos entre el Gobierno y grupos indígenas el mes pasado.

“Los pronunciamientos ofensivos contra nosotros realizados por el presidente Moreno distan mucho del sentir del pueblo de esa nación, que nos despidieron tristes pero agradecidos”, dijo por su parte el médico santiaguero Raúl Carballosa.

José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública cubano, aseguró durante el recibimiento que Estados Unidos ha desatado “campañas para sabotear y desacreditar la cooperación internacional”.

El pasado martes 12 de noviembre la ministra ecuatoriana de Interior, María Paula Romo, anunció que su Gobierno daba por terminados y no renovaría los seis convenios bilaterales en el área de Salud.

Quito decidió poner fin a los acuerdos de colaboración con el Gobierno de la Isla tras comprobar que durante los disturbios de principios de octubre se registró un flujo inusual de extranjeros en el país con pasaporte oficial de Cuba, según informaciones de medios ecuatorianos.

“En todo momento, los profesionales cubanos se han atenido estrictamente a desempeñar las funciones que les fueron encomendadas por el sistema de Salud de Ecuador en cumplimiento riguroso de la letra de los acuerdos firmados”, subrayó en respuesta el Ministerio de Salud Pública (MINSAP).

La salida de los médicos de Ecuador coincide con la decisión de La Habana de retirar por “razones de seguridad” a los 725 galenos de su misión en Bolivia, sumida en una crisis tras la renuncia a la Presidencia del estrecho aliado del Gobierno de la Isla, Evo Morales.

La cooperación médica cubana en Ecuador se inició en 1992 y se consolidó en 2009 con la firma de un Convenio Marco de Cooperación en materia de Salud durante la visita a Cuba del expresidente ecuatoriano Rafael Correa.

Desde el comienzo de esa colaboración, han trabajado en Ecuador unos 3.565 profesionales cubanos de la salud.

La venta de servicios profesionales, fundamentalmente médicos, es la principal fuente de ingresos del Gobierno cubano.

El régimen, que se queda con más del 70% de lo que pagan en salarios para los médicos los países de destino, obtuvo 6.400 millones de dólares en 2018 por el trabajo de esos profesionales, según datos oficiales. El año pasado había unos 50.000 médicos en 67 países.

Profesiones de la salud que han escapado de misiones en el exterior han denunciado que son sometidos a condiciones abusivas y violaciones de libertades fundamentales. Además, que son obligados a hacer proselitismo político, a falsear cifras de atención sanitaria e incluso a desechar medicamentos para que los números coincidan.