Termoeléctrica “Antonio Guiteras” en Matanzas (imagen de archivo).

 

Maykel González

Maykel González / CiberCuba. | 08/07/2020 – 7:06pm (GMT-4).=

—El Departamento de Energía de Estados Unidos calificó a Cuba y Venezuela como “adversarios extranjeros” que representan una amenaza para la red eléctrica del país norteamericano, de acuerdo con un aviso publicado en el Registro Federal este miércoles.

En la relación, el departamento incluyó a los gobiernos de China, Cuba, Irán, Corea del Norte y Venezuela dentro de su “lista actual de adversarios extranjeros”, en correspondencia con una orden ejecutiva firmada en mayo por el presidente de EEUU Donald Trump.

Dicha orden tiene como finalidad proteger de “actividades maliciosas” desde el extranjero a las instalaciones y los sistemas de control necesarios para operar la red eléctrica nacional, ordenando al Departamento de Energía que defina a los actores implicados.

El término “adversarios extranjeros”, precisado en la orden ejecutiva, define a aquellos gobiernos y actores extranjeros que han mostrado “a largo plazo un patrón o conductas significativamente adversas a la seguridad nacional de Estados Unidos”.

Los criterios del Departamento de Energía sobre qué naciones incluir en el listado se basaron en múltiples informes de la comunidad de inteligencia, los cuales no contemplaron otros países considerados patrocinadores del terrorismo, como Siria y Sudán.

De acuerdo con los informes, los territorios expuestos en la relación del departamento “están empleando combinaciones innovadoras de espionaje tradicional, espionaje económico y operaciones cibernéticas y en la cadena de suministro para obtener acceso a infraestructura” energética en Estados Unidos.

Con la orden ejecutiva en práctica, Estados Unidos no podrá adquirir de Cuba o Venezuela software o equipos de energía, un intercambio que generalmente no sucede, pero que apunta a reforzar las presiones de la administración Trump sobre los regímenes de Nicolás Maduro y Miguel Díaz-Canel.

En mayo pasado, el Departamento de Estado aseguró que Cuba y Venezuela no habían colaborado “completamente” con los esfuerzos antiterroristas de Estados Unidos durante 2019. Asimismo, las conversaciones dentro de la administración sobre incluir a Cuba en la lista de países que patrocinan el terrorismo han estado en curso desde el año pasado.

“Incluir a Cuba en una lista de adversarios se sumará a la lista de razones para que las compañías eviten las transacciones con La Habana y Caracas, y para que los 186 países que no son adversarios lo piensen antes de apoyar tanto a Cuba como a Venezuela”, opinó John Kavulich, presidente del U.S.-Cuba Trade and Economic Council.