Foto de archivo: ”Con el hallazgo, dice Granma, Vueltabajo se convierte en la decimotercera provincia del país en reportar la presencia del caracol”.

 

By Redacción Cuballama
—El diario oficialista Granma dio cuenta ayer lunes de que en la provincia de Pinar del Río están extremando las medidas de precaución y saneamiento tras la aparición en la provincia, en la zona de Puerto Esperanza, de los dos primeros ejemplares del caracol gigante africano.
Alrededor de 200 huevos de la especie fueron detectados justo a tiempo antes de nacer en el patio de una vivienda, y ya las autoridades se movilizan para evitar la propagación del peligroso molusco, considerado entre las cien especies exóticas invasoras más dañinas del mundo.
“Con el hallazgo, dice Granma, Vueltabajo se convierte en la décimo tercera provincia del país (Guantánamo y Cienfuegos son las únicas excepciones hasta el momento) en reportar la presencia del caracol.”
Granma destaca que, afortunadamente, “la mayoría de los hallazgos del caracol en el país no se han realizado en plantaciones agrícolas, sino en jardines, patios, solares, basureros y áreas verdes de escuelas y centros laborales.”
Recientemente en el Vedado capitalino, una internauta reportó el hallazgo de la peligrosa especie en la esquina de G y 23. La joven Claudia Bosch lo describió así:
En G y 23!!! Caracoles Africanos …Terrible chicos laven bien lo que se lleven a la boca ..que esto es una plaga.
Andabamos un grupo y un amigo lo vio en el cesped.

Peligros asociados

El caracol gigante africano es considerado una de las plagas más perjudiciales del mundo, por lo que se encuentra incluído, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), en la lista de las 100 especies dañinas más invasivas del mundo. Esto se debe a su alta resistencia a variables ambientales, a su dieta polífaga de más de 200 especies de plantas, entre ellas varios cultivos (cítricos, coco, plátano, arroz, hortalizas, ornamentales, otros) y a su alto potencial reproductivo que favorece su dispersión. Además del impacto que puede ocasionar sobre la flora y fauna nativa, desplazando a las poblaciones de caracoles nativos por competir por el mismo hábitat, también puede actuar como vector de parásitos de importancia médica y veterinaria.
Entre los impactos más negativos que provoca el caracol gigante africano se encuentran:

Daños a la agricultura: Es considerado una importante plaga agrícola por poseer una dieta polífaga, esto quiere decir que es capaz de alimentarse de más de doscientas especies vegetales, entre ellas varios tipos de cultivos.

Daños al medio ambiente: al ser una especie exótica invasora (EEI) es capaz de establecerse y avanzar de manera espontánea en los nuevos ambientes donde son introducidos, causando allí impactos severos sobre la diversidad biológica, la economía y la salud pública. Achatina fulica puede desplazar a las poblaciones de caracoles nativos de la región que inavde por competir por el mismo hábitat. Ciertas características particulares de la especie exótica, tales como su comportamiento voraz, su gran capacidad reproductiva, el crecimiento corporal acelerado y la gran resistencia a condiciones ambientales adversas, le otorgan ventajas sumamente competitivas respecto a los caracoles nativos. Además, la ausencia de enemigos naturales propicia su proliferación poblacional.
Granma destaca que “el caracol gigante africano se distingue por su gran tamaño, muy superior al de un caracol normal. Alcanzan la madurez sexual a los cuatro o cinco meses y pueden vivir hasta nueve años. Las hembras pueden colocar entre cien y 500 huevos en cada ciclo reproductivo.“
Publicado originalmente en Cubacomenta.-