Rosario Ferrer San Emeterio, el coronel Héctor Oroza Busutil e Iset Maritza Vázquez Brisuela, supuestamente vinculados a una red de corrupción en CIMEX S. A. la empresa más importante del grupo militar-empresarial GAESA. / Internet.-

 

El presidente designado Díaz-Canel está analizando cuando sería el mejor momento para proceder a la destitución de Oroza, un experto en Tropas Especiales, formado en Viet Nam.

 

Carlos Cabrera Perez

Carlos Cabrera Perez / CiberCuba | 24/07/2020.-

 

CubadebateCoronel Héctor Oroza Busutil, presidente de CIMEX, S. A. / Foto © Cubadebate.-

 

—El coronel Héctor Oroza Busutil será destituido como presidente de CIMEX, S.A. por el escándalo de corrupción que sacude a la entidad y que ya se ha cobrado a dos vicepresidentas, Iset Maritza Vázquez Brizuela y Rosario Ferrer San Emeterio, dijo a CiberCuba una fuente próxima al presidente Miguel Díaz-Canel, que exigió no ser identificada.

El Gobierno cubano y GAESA mantienen silencio sobre la corrupción en CIMEX y ningún medio oficialista ha informado sobre el tema, pese a que el coronel Oroza ha comparecido en la Mesa Redonda, por indicación del presidente Díaz-Canel, pero solo anunció la creación de sendas tiendas mayoristas en dólares en las provincias cubanas del interior y dos en La Habana.

Vázquez Brizuela y Ferrer San Emeterio están vinculadas a una red corrupta que vendía vehículos en dólares y cobraba comisiones por adjudicar contratos de obras y servicios a empresas que trabajan para CIMEX, S.A, la empresa más importante del grupo militar-empresarial GAESA.

“Hasta el momento, no han aparecido elementos que conecten directamente al coronel Oroza con sus subordinadas, que permanecen detenidas, pero el volumen de negocios detectado en las investigaciones, indican que sería corresponsable por omisión del deber de controlar a su gente”, precisó la fuente.

El presidente Díaz-Canel está analizando cuando sería el mejor momento para proceder a la destitución de Oroza, un experto en Tropas Especiales, formado en Viet Nam pues “aunque el daño ya está hecho, hay que encontrar a la persona adecuada para esa responsabilidad”.

“A lo mejor se exageran las contradicciones entre Diaz-Canel y López-Calleja (General de Brigada Luis Alberto Rodríguez, presidente de GAESA); pero ellos se pondrán de acuerdo para resolver la situación que es grave; aunque cuando el presidente ha tenido que tomar una decisión, lo ha hecho”, matizó.

“El escándalo llega en el peor momento porque estamos pidiendo al pueblo sacrificio y esfuerzos en medio de dificultades que vamos a seguir teniendo”, aseguró la fuente

“El problema es que todo saltó por una denuncia anónima, al parecer de gente que se vio perjudicada por los malos manejos de Iset (ex vicepresidenta primera de CIMEX, S. A.), y eso quiere decir que los órganos de Contrainteligencia no habían detectado la corrupción de ambas”, reveló.

“El escándalo llega en el peor momento porque estamos pidiendo al pueblo sacrificio y esfuerzos en medio de dificultades que vamos a seguir teniendo”, aseguró la fuente que negó cualquier síntoma de alegría en el gobierno cubano.

“Ha habido momentos en que algunos ministros se han sentido incómodos con el gardeo de la Controladora Bejerano y han pedido que se audite también a las empresas militares, pero el presidente ha pedido a todos que cierren filas debido a la gravedad del asunto y la coyuntura del país”, concluyó.

“No creo que la corrupción en CIMEX provoque el nombramiento de civiles y el desplazamiento de todos los militares de la esfera económica”, dijo la fuente

Un funcionario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) consideró “lógica” la destitución de Oroza al frente de CIMEX, S. A., a quien calificó de “compañero modesto y disciplinado”, pero lamentó que “todo este lío reabra el debate de la política de cuadros y dañe a la revolución”.

La llegada de Raúl Castro Ruz a la jefatura del partido comunista, el estado y el gobierno cubanos provocó una militarización de todo el aparato institucional, incluidos los Secretarios de la Asamblea Nacional y del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros; “Díaz-Canel ha intentado ir corrigiendo eso sin dañar a nadie, pero parece que en algunos casos no ha llegado a tiempo”, consideró.

“No creo que la corrupción en CIMEX provoque el nombramiento de civiles y el desplazamiento de todos los militares de la esfera económica; aunque hay compañeros que llevan tiempo sugiriendo una revisión de todo eso, incluida la subordinación de GAESA al Ministerio de Economía, pero ahora no es el momento”, concluyó.

CIMEX S.A. fue militarizada bajo el raulato, cuando pasó a formar parte de GAESA, junto con toda su estructura, que incluye la Inmobiliaria Cimex, S.A., y el Banco Financiero Internacional, S.A.

Más de 80 empresas, con 10 sucursales territoriales en toda Cuba, y divisiones especializadas que comprenden amplios e importantes sectores de la economía cubana, como son: Havanatur, Havanautos, la naviera Melfie Marine, Cubapack, Tiendas Panamericanas, Servi-Cupet, y ZELCOM, la más importante Zona Franca de Cuba, entre otras, también forma parte de la entidad, regida por los militares cubanos.

En años previos, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, criticó con dureza la corrupción y una política de cuadros que “favorece el amiguismo” y llegó a decir que la militancia en el PCC no era requisito para ser nombrado en un cargo, pero sus advertencias y recomendaciones parecen tener escaso eco, incluso entre los militares, pese a que fue Ministro de las FAR durante casi medio siglo.

En 2005, en un discurso en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, Fidel Castro avisó que la corrupción podría dar al traste con la revolución porque hace más daño que “los programas subversivos” de Estados Unidos, pero parece que predicó en el desierto, pues su hermano y sucesor ha tenido que abordar la corrupción a lo largo de su mandato, que inició con la defenestración de Carlos Lage, Felipe Pérez Roque y Carlos Valenciaga por aficionarse “a las mieles del poder”.

“Todo eso está muy bonito y en cada reunión se reitera que la lucha contra la corrupción es una prioridad, pero ¿con quien aprendieron a robar esos compañeros, que nacieron después del triunfo de la revolución y se educaron en nuestras escuelas y bajo nuestros principios”, cuestionó un ex ministro, que vive jubilado en La Habana y ayudado por sus hijos residentes en el extranjero.

“Cuando nos reunimos en mi núcleo de jubilados, resulta que casi todos nosotros tenemos hijos en el extranjero, por diferentes motivos, pero no viven en Cuba y yo siempre digo, algo habremos hecho mal y ahora tu me preguntas por la escandalera esa de CIMEX, cuando peor lo está pasando el pueblo”, concluyó.