El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, dice que el número de contagiados en España asciende a 72.248 y el de fallecidos a 5.690, 832 más en las últimas 24 horas

Josefina G Stegman / ABC.-
MADRID Actualizado:
—ABC ha preguntado al Gobierno por qué sigue confiando en la empresa de los test imprecisos Bioeasy cuando, al ver que fallaban en España, otro países han cancelado los pedidos. También se le preguntó por los precios de los mismos.Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias le dio la palabra entonces a Patricia Lacruz, directora de Cartera y Farmacia, que no dio la información de los precios y apenas deslizó datos sobre la compra a empresas chinas o de otros países. «Todos los pedidos se realizan a fabricantes, o en su defecto, si no llegamos a ellos, vamos a distribuidores o intermediarios o empresa que al fin y al cabo nos garantizan el objetivo del producto. Este es el fin para poder adquirir cualquie producto que es necesario par hacer frente al Covid-19. Estas empresas pueden ser nacionales o de China o de otros países europeos», se limitó a decir.

Por otro lado, Simón informó que el número de contagiados en España asciende a 72.248, los nuevos casos son 8.189, lo que representa un incremento del 13 por ciento respecto a ayer», dijo el experto. «Este incremento se va reduciendo o estabilizando paulatinamente, ayer fue de un 14 por ciento, los días anteriores era un 18, 20 por ciento y menos que las semanas anteriores en las que teníamos un 25, 30 por ciento como mínimo», agregó Simón.

«Los datos son de casos con cierta gravedad, una gran parte hospitalizados; y puede haber casos que no se detectan y no sabemos cuántos pueden ser. Pero en las próximas semanas, cuando estén los test de anticuerpos se podrá empezar a valorar este hecho», añadió.

El pico de la curva

Además, informó que el 17 por ciento de los casos -es decir, 12.285- han sido dados de alta. El número de hospitalizados es de 40.630, y de ellos 4.575 están ingresados en las UCI. «La cifra de fallecidos asciende a 5.690, 832 más en las últimas 24 horas. Pero la evolución de estos incrementos de fallecidos se mantiene con respecto a lo observado en los últimos días. Estos datos, con los de nuevos casos, los de hospitalizados, los de UCI…que la enfermedad se está estabilizando y, aunque son preliminares, podríamos pensar que en algunas zonas del país podría estar superándose el pico aunque a nivel nacional no podemos confirmar nada».

Simón señaló también que no se sabe «cuándo tendremos la confirmación, pero sí que estamos llegando al pico de la curva; en algunas zonas del país ya están superándolo», dijo Simón, aunque señaló que no es ahora mismo lo más preocupante. «Sabíamos -añadió- que las medidas iban a permitir controlar la transmisión, reducirse los casos secundarios y, por tanto, iban a disminuir los casos notificados pero seguimos teniendo problemas con la saturación de las UCI. Los pacientes que se infectan hoy necesitarán una cama de UCI dentro de siete a diez días; la saturación de las UCI va con retraso al control de la transmisión. Por eso llegaremos a la saturación de las UCI como pronto al final la semana que viene o a principios de la siguiente. Y por eso hay que evitar la presión sobre estas unidades porque son las que van a modular la letalidad de la epidemia. Hay comunidades que están cerca de su límite de UCI y otras se van acercando progresivamente. Es necesario reforzar todas las actividades de control para no superar la capacidad asistencial».

Simón habló también de la enorme complejidad de las tareas de abastecimiento, investigación, acceso a medicamentos, personal…

Plasma de pacientes recuperados

Por su parte, Raquel Yotti, directora del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), dijo que «hemos comenzado a financiar los primeros proyectos de la comunidad científica para luchar contra el Covid-19. Ayer financiamos los dos primeros. Son proyectos que tienen como objetivo encontrar un tratamiento eficaz para los pacientes ingresados; son propuestas enfocadas a las fases precoces de la enfermedad para evitar que empeoren y necesiten ingreso en UCI o ventilación mecánica. Buscan frenar la fase inmunológica que en estos momentos sabemos que es clave para este empeoramiento de los pacientes con necesidad de ventilación mecánica debido a un agravamiento de la situación respiratoria que sufren».

Yotti dijo que uno de estos estudios evaluará la eficacia y seguridad de la administración de plasma de pacientes ya recuperados y se va a infundir en pacientes que están sufriendo la enfermedad y que están hospitalizados.

«Las mejores pruebas»

En paralelo, dijo Yotti, «continuamos trabajando para asegurar que España dispone de las mejores pruebas diagnósticas; saben que pusimos a disposición nuestras instalaciones en el Centro Nacional de Microbiología para todas las empresas españolas que hacían kits de PCR para validar estar pruebas y facilitarles que las pudieran poner en el mercado de la forma más rapida. En este momento, se están distribuyendo kits a todos los centros hospitalarios españoles; estamos haciendo muchas pruebas, más de 15.000 al día», dijo Yotti. «Simultáneamente seguimos trabajando para tener técnicas de diagnóstico rápido -añadió-; sabemos que en determinados escenarios clínicos y bajo condiciones de fiabilidad bien conocidas estas pueden ser útiles, pero necesitamos contar con datos para garantizar su uso de forma amplia».

Exceso de mortalidad

Preguntada por el informe de su instituto los excesos de mortalidad en España y, en este sentido, sobre si la falta de pruebas está llevando a subestimar el número de víctimas mortales en el recuento diario de Sanidad, dijo la experta que hay un exceso de mortalidad que se deben a todas las causas, «pero los datos del Centro Nacional de Epidemiología no apuntan ni a un infradiagnóstico de pacientes con Covid-19 ni a que estos estén falleciendo».

Simón también intervino porque dijo que los modelos en los que se basa el mencionado informe eran parte de una unidad del Carlos III que él coordinaba: «La mortalidad en cualquier paí del mundo es estacional y el periodo más bajo de la misma en España ocurre en primavera. Lo que quiere decir que si ahora tenemos la mortalidad del invierno vamos a tener un exceso altísimo de mortalidad respecto a lo que esperaríamos en estas fechas del año pero que no sería un incremento si se observara en invierno. Estamos pasando por una enfermedad, que está generando una gran epidemia, como puede ser en invierno la gripe, y por lo tanto, genera un incremento de mortalidad como lo hace la gripe en invierno. Ese aumento se nota más cuando estamos en un periodo de bajas muertes pero los datos son de mortalidad general y, por lo tanto, no se pueden achar estos excesos únicamente al Covi-19. Sí que no se hacen test a todos los infectados en España pero sabemos que los asintomáticos , o con leves o no van al sistema será imposible hacerles pruebas y hay alguno que se escape pero los fallecimientos en general se comprueban bien aunque pueda haber un error que no signifcan un incremento, si no otra cuestión».

Tratamiento con hidroxicloroquina y antirretrovirales

Por su parte, María Jesús Lamas, directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, dijo que esta semana se habían recibido 92 propuestas de ensayos clínicos. «Hemos autorizado ya ocho. Lo que se busca es identificar factores predictivos o que puedan influir en el resultado de los tratamientos e incorporar este conocimiento al manejo de los pacientes presentes y futuros». Además, añadió, que el segundo punto de interés de la investigación clínica es «evaluar las opciones en la prevención para los que han estado en contacto con personas infectadas, como los profesionales sanitarios, pero no solo ellos».

El tercer escenario, dijo Lamas, es evaluar las distintas opciones de tratamiento de la enfermedad activa. «En prevención y profilaxis tenemos tres ensayos de los cuales dos están autorizados. Uno es el que realiza la Fundación Lucha Contra el Sida y hoy mismo autorizamos uno de Sanidad, del Plan Nacional sobre Sida. Este evaluará la eficacia preventiva de tres estrategias de sanitarios en contacto con pacientes. Tratamiento con hidroxicloroquina, con antirretrovirales o con la combinación de ambos. Se hará un tratamiento durante 12 semanas, participan 9 comunidades, 40 centros y se tratarán 4.000 profesionales. Se medirá cada mes la eficacia de cada opción y esto empieza el 1 de abril».

Con respecto al tratamiento de la enfermedad, la comunidad científico-médica ha puesto el foco sobre el comportamiento de la enfermedad en los distintos momentos de la misma. Con el objetivo de controlar la infección, que sería la parte más temprana de la enfermedad, estamos estudiando 30 propuestas que evalúan medicamentos en distintas fases de la infección, sobre todo hidroxicloroquina, azitromicina y antivirales». En este sentido Lamas dijo que autorizacion tres estudios, uno de ellos, «Solidarity», de la OMS comenzó ayer. «Es mundial, incluirá más de 2.000 pacientes y participan países de Europa, África, América, y Asia».

Por otra parte, «el elevado número de pacientes en fases más avanzadas de la enfermedad cuando hay una respuesta inflamatoria importante, resalta la necesidad de encontrar estrategias útiles para el control de esta inflamación generalizada. Para ello hemos autorizado un ensayo con Interleucina-6, que es un mediador de respeusta inflamatoria generalizada, autorizamos otro en estos días y seguimos evaluando otros», concluyó Lamas.

628 millones de euros

Lacruz, directora de Cartera y Farmacia, dijo que España ha cerrado acuerdos de suministro de los productos más necesarios para hacer frente al Covid-19. «En las fábricas de China hemos contratado capacidad de producción y las cerradas ayer ascienden a 628 millones de euros, que incluyen la compra de 659 millones de mascarillas para pacientes y más de 30 millones para profesionales»

Este fin de semana, ha dicho, se distribuirá un millón y medio de mascarillas para pacientes y más de 900.000 para profesionales.

«Mayor exposición de los profesionales sanitarios españoles»

Rodrigo Gutiérrez, director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, se refirió a la orden del pasado 15 de marzo que pretende facilitar la incorporación de profesionales sanitarios. Se contempla, ha dicho, la «contratación de profesionales que hicieron las pruebas de formación selectivas en 2019; la contratación de profesionales con título de especialistas de países extracomunitarios y que aún no disponían del reconocimiento del título, pero que han sido evaluados positivamente por los comités de evaluación o superaron la paret teórica de las pruebas».

También se contempla la contratación de profesionales con títulos de especialistas de la UE que se encontraban en trámite y para lo que Sanidad reforzó la unidad encargada de de la tramitación de estos reconocimientos. Además, los sanitarios extranjeros que residen en España podrán impulsar la agilización de autorizaciones de residencia y de trabajo.

Igualmente, se ha permitido que se incorporen «todos aquellos jubilados, médicos o enfermeros menores de 70 años que hubieran dejado el servicio activo en los últimos dos años». También se contrata personal emérito, o de personal tuviera una dispensa de asistencia al puesto de trabajo para el ejercicio de funciones sindicales. Finalmente, se contratarán estudiantes del último año de Enfermería y Medicina para dar apoyo.

Gutiérrez dijo que «una parte de los profesionales que ya prestan su servicio son residentes, titulados universitarios que acceden a una plaza para el desarrollo de un programa de formalización especializada en Ciencias de la Salud. Las órdenes contemplan una adecuada redistribución de estos profesionales».

Además, el Ministerio de Justicia ofreció su colaboración y pone a disposición del Sanidad los médicos forenses y profesionales adscritos al Instituto Nacional de Toxicología y de Ciencias Forenses. Gutiérrez dijo que van a posibilitar la contratación de estudiantes de otras profesiones sanitarias y de estudiantesde FP del área sanitaria.

En cuanto a los profesionales sanitarios contagiados, en mayor número en España que en Italia, Gutiérrez dijo que «tiene que ver con la mayor exposición y el número de casos». Simón apuntó que hay más casos que en otros países y se barajaron varias hipótesis: «El 8,8 por ciento de los sanitarios contagiados ha requerido hospitalización, mientras que entre el resto de casos han requerido hospitalización el 42 por ciento, lo que implica que entre el personal sanitario se identifican casos leves o incluso asintomáticos. La razón de esto es la capacidad para hacer pruebas y la necesidad de mantenerlos en el servicio. Esto hace que cuando hay uno afectado, todos los que están alrededor son testados y se identifican los positivos. Pero cuidado: dar positivo no implica siempre que el virus sea viable, pero por precaución se consideran como positivos reales», dijo el experto.