Cartel de la Muestra Joven de este año (i) y Edificio del ICAIC, en el Vedado | Foto © Collage Facebook/Muestra ICAIC- CiberCuba.-

Collage Carla Valdés León (i) y Cartel de la Muestra Joven (d) | Foto © Collage.-

Redacción CiberCuba.-

—El ICAIC decidió separar de sus funciones a la directora de la Muestra Joven de cine, Carla Valdés León, tras varios días de polémica por la censura del documental Sueños al pairo, de José Luis Aparicio Ferrera y Fernando Fraguela Fosado. En lugar de Valdés, toma las riendas del evento la vicepresidenta del ICAIC, Tania Delgado.

La Junta Directiva de la Muestra manifestó su inconformidad con la medida en un comunicado difundido en el que precisan que ahora les niegan la posibilidad, incluso, de administrar directamente la página de Facebook del evento.

“¿Acaso el ICAIC pretende todavía ejercer el monopolio de la verdad?”, indica el comunicado, tras enumerar los últimos acontecimientos: el veto a la exhibición de un documental, la decisión de posponer el evento, el intento de justificación de la censura con argumentos legales y ahora la destitución de la directora de la Muestra.

El texto precisa que algunas cosas cambiaron para bien en los dos últimos años de la Muestra: la existencia de un Registro de Creadores, la Oficina de Atención a la Producción, la Comisión Fílmica y, próximamente, el esperado Fondo de Fomento.

No obstante, aclaran que “sigue posponiéndose el debate de un tema fundamental que ensombrece tales conquistas del gremio: la libertad de creación, el derecho a expresar y mostrar como cineastas nuestra visión de Cuba y su pasado, muchas veces disonante pero legítima, sin que ello condene nuestras obras al ostracismo”.

La Muestra de Cine Joven 2020 fue pospuesta esta misma semana tras la polémica por la censura del corto documental Sueños al pairo, lo que trajo como consecuencia que varios realizadores retiraran sus obras por solidaridad.

El Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) anunció en un comunicado la posposición de la muestra para una fecha no precisada todavía, e indicó que la posposición tenía “el objetivo de crear mejores condiciones para su realización y analizar diversos temas de trabajo en un ambiente apropiado y con el tiempo necesario”.

Previamente, el Comité Organizador del concurso había hecho pública la lista de obras seleccionadas, advirtiendo que el citado documental había sido “censurado por la Presidencia del ICAIC debido a diferencias políticas e ideológicas”, lo que desató una cascada de reacciones.

“Dicha obra había participado en la décima edición de Haciendo Cine y contó con el apoyo del Instituto para acceder a las imágenes de su Archivo Fílmico. El derecho al uso de estas imágenes ahora les ha sido denegado a los autores”, justificó el ICAIC.

A continuación, las obras Umbra, de Daniela Muñoz Barroso, El amor de las cucarachas, de Regis Guedes, y Los puros, de Carla Valdés León, se retiraron en solidaridad con los realizadores censurados. La reacción fue secundada por otros directores como Carlos Lechuga y Lisandra López Fabé, quienes también retiraron sus trabajos.

Sueños al pairo refiere la historia de Mike Porcell, integrante del Movimiento de la Nueva Trova en la década de 1970, quien fuera condenado al ostracismo en la Isla tras intentar emigrar a Estados Unidos durante el éxodo del Mariel. En ese entonces lo detuvieron y no sería liberado hasta finales de la década de los ochenta. Porcell y su familia sufrieron represión a lo largo de nueve años en la Isla, hasta que en 1989 lograron salir definitivamente de Cuba.

En 2018, la Muestra Joven ya protagonizó un fuerte debate entre los realizadores y diversos voceros oficialistas, tras no permitirse la exhibición del primer corte del largometraje Quiero hacer una película, de Yimit Ramírez.

El concurso de jóvenes realizadores se organiza desde el 2000, y la 19 Muestra Joven debía celebrarse en La Habana del 7 al 12 de abril próximos.