Amnistía Internacional lanzó una acción urgente, criticó las irregularidades en el caso y afirmó que Ferrer García debería ser informado de los cargos en su contra. (14YMedio).-

 

Su esposa denuncia que se ha rechazado el ‘habeas corpus’ que presentó el jueves para obtener información sobre su situación.

 

Fotografía del momento del arresto de José Daniel Ferrer publicada por la Seguridad del Estado y difundida por las redes sociales.
Detienen a José Daniel Ferrer. (Archivo).-

 

14YMedio, La Habana.-

—“Sigo sin conocer el paradero de José Daniel Ferrer”, denuncia Nelva Ortega Tamayo, esposa del líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), detenido el 1 de octubre en Santiago de Cuba.

En entrevista con 14ymedio este domingo, Ortega Tamayo explica que el habeas corpus que presentó el pasado jueves para obtener información sobre la situación del opositor ha sido rechazado por las autoridades.

Detalló además que el abogado que la está asesorando, Julio Ferrer, redactó un informe donde se expone que la policía violó el artículo 241 de la Ley de Procedimiento Penal al allanar la vivienda y detener al líder de la Unpacu sin presentar una orden de detención ni una de registro.

El tribunal plantea que José Daniel Ferrer fue detenido luego de abrirle un expediente en fase preparatoria, un proceso que comenzó el 3 de octubre

El tribunal plantea que José Daniel Ferrer fue detenido luego de abrirle un expediente en fase preparatoria, un proceso que comenzó el 3 de octubre y que fue allí donde se dispuso la orden de detención.

Además el documento expone que José Daniel Ferrer tiene una medida cautelar de prisión provisional, emitida el 7 de octubre, pero no se precisa el delito que se le imputa, ni tampoco la prisión donde se encuentra.

 Solo lo he podido ver una vez desde el arresto, el día 4 en instrucción penal de Operaciones, aquí le dicen a ese lugar ‘todo el mundo canta’, pero él ya no está ahí. Lo vi bastante desmejorado, ha perdido peso, me dijo que casi no está tomando agua porque está turbia, negruzca. Las condiciones no son humanas. Me dijo que convivía con dos ratas que le pasaban por los pies. El colchón que le dan está lleno de sudor, apestoso, porque ese lugar es muy caluroso. El sanitario es a la vista de todo el mundo, no hay privacidad ninguna. No le dan sus medicamentos y la comida estámalísima”, relata Ortega.

Organizaciones de la sociedad civil en Cuba, así como Amnistía Internacional, Freedom House, Cuban Prisoners Defenders, el Gobierno de Estados Unidos, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, han denunciado las irregularidades del proceso legal en el caso del líder de Unpacu y han exigido la libertad del opositor.

Amnistía Internacional lanzó una acción urgente y criticó las irregularidades en el caso y afirmó que Ferrer García debería ser informado de los cargos en su contra, o de lo contrario, ser puesto en libertad.

Nelva Ortega está preocupada que a su esposo lo quieran procesar por un delito común. “En los interrogatorios le dijeron que estaban cansado de su activismo, que él no era nadie para sacar información de la vida de los dirigentes en las redes. Que había aprobado las medidas de Trump, que no permitirían que él machucara los logros de la Revolución”, eso le contó el esposo en la breve visita a la que pudo acceder hace más de 15 días.

Además explica que le advirtieron de que esta vez no lo iban a procesar como preso político sino por un delito común de lesiones para que “esa presión internacional que ha tenido y que tuvo en cuando la Primavera Negra desapareciera”.

“En los interrogatorios le dijeron que estaban cansado de su activismo, que él no era nadie para sacar información de la vida de los dirigentes en las redes”

“Para una madre esto es muy difícil, cuando detuvieron a mi esposo mi niño tenía tres meses, ya tiene cuatro, él es un magnífico padre y esposo. Aquí en Unpacu seguimos dando ayuda a los necesitados como siempre, aunque no tenemos ni donde sentarnos”, agrega.

Relató además que hace unos días visitó la prisión de Aguadores en busca de respuestas sobre el paradero de su esposo pero ahí le dijeron que él no aparecía en los listados porque era “un caso personal” de la Seguridad del Estado.

Ortega confiesa que teme por la vida de José Daniel Ferrer y por su salud, por lo que está exigiendo “una prueba de que tanto él como los otros tres activistas de Unpacu” están bien.

Ernesto Oliva Torres también presentó el mismo recurso de habeas corpus a favor de José Pupo, Fernando González y Roilán Zárraga, que se encuentran en la misma situación que Ferrer y espera una respuesta este lunes.