Un guardia en una garita de la prisión Combinado del Este, en La Habana, Cuba. (Foto cortesía de Adalberto Roque/AFP/Getty Images.)

14YMedio / Madrid.-
—El Observatorio Cubano de Derechos Humanos, con sede en Madrid, ha exigido al Gobierno que decrete una amnistía general inmediata para todos los presos políticos en Cuba que, según sus cálculos, ascienden a 139, así como para todos aquellos encarcelados por delitos originados por “la incapacidad del régimen de superar la crisis económica”, como hurtos o sacrificios de ganado mayor.

Según datos de la organización, la población penal está por encima de los 140.000 reclusos

La organización hizo público este lunes un comunicado para valorar el indulto anunciado por el Gobierno de la Isla el pasado viernes, cuando informó de la excarcelación de 2.604 reclusos cuyas identidades no han sido reveladas pero que son principalmente, según la nota oficial, mujeres, jóvenes y ancianos sin delitos de sangre o violentos y con un tercio de la pena cumplida.

El Observatorio considera que la medida alivia la vida de los beneficiados y sus familias, pero que es rotundamente insuficiente y pide a las autoridades una revisión general del sistema penal y un cambio legislativo que reforme el sistema judicial garantizando su independencia.

“El Gobierno reconoció en 2012 una población penal de 57.337 presos, la sexta mayor del mundo por cada 100.000 habitantes. No obstante, según cifras que maneja el OCDH, la población penal realmente podría estar por encima de los 140.000 reclusos. Esta cifra colocaría a Cuba como el país con mayor población penal per cápita del mundo”, dice el comunicado.

El Observatorio destaca que antes de 1959 había en la Isla 14 prisiones para seis millones de habitantes y ahora hay 300 para una población de once millones. “Los habitantes se han multiplicado por 2 y las cárceles se han multiplicado por 20”, subraya la nota.

Aunque el organismo confirma que tampoco conoce la lista de excarcelados por el indulto del viernes ni si se incluyen presos de conciencia, espera que uno de los beneficiados sea “Armando Sosa Fortuny, que ha pasado más de 40 años en las cárceles cubanas”.