Captura de pantalla del video que contiene la grabación. / YOUTUBE.-

 

Dos oficiales le ‘alertan’ que puede ‘caer en un delito’ por sus vínculos con la actriz Lynn Cruz y el cineasta Miguel Coyula.

 

 

DDC, La Habana.-

—“Si sigues con Lynn Cruz, si te reúnes con Lynn Cruz, si vas a las actividades de Lynn Cruz, vas a ser entonces objeto de control de nosotros”, advirtieron dos oficiales de la Seguridad del Estado al artista visual cubano Javier Caso, quien reside actualmente en EEUU y se encontraba de visita en la Isla a principios de 2020.

Caso fue “alertado” por su relación con la actriz Lynn Cruz y el cineasta Miguel Coyula, dos artistas independientes que “no tienen una actitud de cara a la Revolución”, advirtieron los oficiales.

“Usted se está relacionando con esas personas y puede caer en un delito”, amenazó uno de los dos agentes a Caso. “¿Cuál es el delito? ¿Usted me puede decir?”, preguntó a su turno el fotógrafo.

“Difundir alguna obra de ellos [porque] ellos reciben financiamiento”, respondió la Policía política. “Si tú viajas constantemente y tú visitas a Lynn tú puedes ser una persona que le traiga ese financiamiento y eso a nosotros nos preocupa”.

“Nosotros no permitimos ningún dinero, ni un centavo que venga de la CIA”, añadieron antes de advertir que la promoción en redes sociales de la obra de personas que no son consideradas artistas por el régimen de la Isla “es un delito” en Cuba.

De acuerdo con la Seguridad del Estado, Cruz y Coyula “tienen un documental [Nadie, sobre la vida del poeta cubano Rafael Alcides] que habla muy mal de Fidel Castro. Y aquí no se permite eso. Eso es un mensaje para usted, eso es un mensaje para ella, un mensaje para su esposo, aquí no se va a permitir eso”.

Los agentes también advirtieron a Caso que si no seguía sus “consejos” podía sufrir alguna “diligencia” en el aeropuerto, perder su vuelo de regreso a su país de residencia o ser trasladado en una patrulla desde la casa de sus padres hasta la Unidad de Policía.

En el interrogatorio, uno de los oficiales también aludió a la hermana de Caso, la actriz Ana de Armas, primera cubana nominada a los premios Globos de Oro. “Nosotros estamos muy agradecidos con ella”, dijo uno de los oficiales, presuntamente por la actuación de la artista en el polémico filme Wasp Network (La red avispa), sobre la historia de los cinco espías cubanos infiltrados en EEUU.

Tras la publicación del audio del interrogatorio al que fue sometido el artista cubano, Lynn Cruz denunció en su muro de Facebook que la Policía se valía de “todas las armas para difamar, intimidar y separar a las personas queridas”.

“Hemos recibido un nuevo ataque, de sujetos que me dejan más preguntas que respuestas. ¿Cómo es posible que la PNR esté encargada de decidir, quién es o no un artista? (…) ¿Cómo pueden tener luz verde para coaccionar a personas que solo han cometido un delito: no bajar la cabeza?”, se preguntó.

“El valor de estos agentes radica solamente en su funcionalidad para defender los intereses, de aquellos a quienes representan (…). Solo tenían como fuerza, acusarnos de recibir financiamiento de la CIA, y repetirse una y otra vez que lo que hacemos es ilícito”.