Evo Morales y el general de Ejército Raúl Castro. (Archivo).-

La partida del expresidente de Bolivia se habría producido poco después de la medianoche y en estricta reserva.

DDC, Buenos Aires 
Evo Morales.
Evo Morales. EFE,-

Evo Morales habría abandonado Argentina, donde se encuentra en calidad de refugiado desde fines de 2019, y viajó a Cuba, reportó este lunes el medio digital argentino Infobae.

La partida del expresidente de Bolivia se produjo, según el reporte, poco después de la medianoche, en estricta reserva, aunque el diario argentino La Nación aseguró que el presidente Alberto Fernández dijo a la emisora Radio Continental que Evo le había comunicado su viaje.

“Me parece que estaba con un tratamiento y tenía que viajar. Habló días atrás conmigo. Como refugiado no se le impide ir a Cuba. Tiene derechos y los puede ejercer”, indicó Fernández.

Posteriormente, la oficina de prensa de Morales aseguró que este viajó a Cuba “por motivos de salud” y regresará el próximo fin de semana a Argentina. “El expresidente Evo Morales realizó, anoche, un viaje no programado, a Cuba por motivos de salud. Su retorno está previsto para este fin de semana con el fin de cumplir la agenda programada”, precisó el comunicado, según EFE.

Sin embargo, varios medios especulan que la partida del exmandatario se debió a las presiones que ha recibido Buenos Aires por acogerlo.

En una reciente entrevista, Morales se dijo preocupado por “las amenazas de EEUU de bloquear inversiones por mi presencia en Argentina”, luego de que Washington cuestionara su actividad política-electoral en el país vecino, desde donde el exmandatario organizó actos de campaña a favor de su partido.

“Entonces me dije: ‘No puedo perjudicar a la Argentina. Aunque me detengan tengo que volver a Bolivia'”, agregó.

A fines de diciembre, Morales viajó a La Habana desde México, donde se encontraba exiliado desde inicios de noviembre, para realizar una presunta “visita médica”.

En 2017, Morales fue tratado en La Habana de un nódulo en la garganta. Antes, el exlíder cocalero de 60 años fue operado por médicos cubanos para realizarle un correctivo en las fosas nasales y, poco después, fue intervenido en sus rodillas, tras lesionarse jugando fútbol.

En esa ocasión, ni los medios oficiales ni las autoridades cubanas informaron sobre el arribo y estado del boliviano.

Actualmente, Morales espera por la habilitación de su candidatura como diputado para las elecciones del venidero 3 de mayo en su país. El Tribunal Supremo Electoral de Bolivia publicó este domingo la lista en la que figuran ocho partidos cuyos candidatos presentan observaciones y que tienen hasta el miércoles para subsanarlas, entre ellos el candidato a la presidencia por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce, y el propio Morales.

En la lista del MAS, el TSJ señaló que el expresidente, candidato a primer senador de Cochabamba, no cumple con la presentación del certificado de nacimiento original, número de contacto y certificado original actualizado de antecedentes, reportó EFE.

También Arce y el exministro de Exteriores Diego Pary, que postula a primer senador por Potosí por el MAS, no cumplen con una declaración ante un notario sobre la autenticidad de la libreta militar, entre otros argumentos.
Entre tanto el candidato por la vicepresidencia de la agrupación Creemos, Marco Pumari, recibió observaciones por no cumplir con el certificado original de antecedentes penales.

Este fin de semana, en la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, y en Cochabamba, Luis Arce y David Choquehuanca fueron proclamados como los candidatos del MAS ante sus simpatizantes donde pidieron unidad a sus bases.

El sábado último, el Comité pro Santa Cruz, uno de los principales impulsores de las protestas que propiciaron la salida de Morales del poder en Bolivia hace tres meses, convocó a nuevas movilizaciones si finalmente este es habilitado para ser candidato a senador en las elecciones del próximo 3 de mayo.

“La habilitación de Morales como candidato significa que puede volver a Bolivia y hacer campaña como si no hubiera cometido ningún delito”, explicó el Comité. Esta declaración se da en base a un trascendido, sin confirmación, de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) podría habilitar al expresidente al momento de tratar las impugnaciones, señaló el diario boliviano La Razón.

El Comité pidió además al TSE que reconsidere la habilitación de Morales o de lo contrario habrá respuesta y una asamblea extraordinaria. “Está claro que nuestra democracia todavía corre peligro”, apuntó la organización. “La habilitación de Morales como candidato será un golpe certero a nuestra victoria pacífica en las calles”, concluyó el documento.

El expresidente de Bolivia debió abandonar su país con rumbo a Ciudad de México tras su desalojo del poder por una asonada militar; cuando terminó el mandato de Mauricio Macri, el nuevo presidente peronista le dio refugio en la Argentina. Ya en Buenos Aires, Morales excedió su uso del refugio político y desplegó una actividad política-electoral que provocó la reacción diplomática de los Estados Unidos.