Terepaima, uno de los buques de PDVSA. (PDVSA).-

La decisión afectaría aún más el flujo de combustible destinado a Cuba, que padece una grave crisis energética.

DDC, Madrid.-

—El gigante petrolero ExxonMobil Corp prohibió esta semana el uso de cargueros que hayan estado vinculados a los flujos de petróleo desde Venezuela durante el último año.

Según cuatro fuentes familiarizadas con el asunto que ofrecieron la primicia a la agencia Reuters, la medida aumenta la presión contra el régimen de Nicolás Maduro en momentos en que se produce un alza en las tarifas de transporte de petróleo.

Washington ha impuesto sanciones a Venezuela este año para conseguir derrocar al régimen de Maduro, cuya reelección de 2018 ha sido considerada una farsa por Estados Unidos y decenas de otros países.

Algunas medidas han llevado a los operadores de petroleros a dejar de transportar para la empresa estatal venezolana PDVSA.

La cláusula contractual del gigante petrolero de Estados Unidos afectaría a unos 250 cargueros, estimaron dos de las fuentes.

Exxon no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de parte de Reuters.

Más de 25 buques extranjeros llegan a puertos venezolanos cada mes, según datos de PDVSA y Refinitiv Eikon. Se sabe que algunos apagan sus transpondedores durante sus recorridos para evitar las duras sanciones de Estados Unidos.

La falta de buques dispuestos a transportar las exportaciones de petróleo de Venezuela está perjudicando a Cuba, el principal aliado político del país, que impuso nuevas medidas de austeridad debido a una aguda escasez de combustible.

Ante las sanciones, PDVSA aumentó en septiembre las exportaciones petroleras a Cuba para aliviar la escasez de combustible en la Isla.

Dos embarcaciones zarparon la semana final de ese mes desde los puertos de PDVSA y al menos otras nueve hacían fila para cargar crudo y combustibles con destino a Cuba, según varias fuentes.

PDVSA ahora está utilizando una gran parte de su flota propia, operada principalmente por su unidad PDV Marina, para transportar petróleo a Cuba.

“Quieren enviar prácticamente toda la flota de PDVSA. Es una estrategia para poder seguir sacando producto a Cuba, ya que los armadores no quieren enviar buques a puertos venezolanos, mucho menos a Cuba”, dijo una de las fuentes consultadas.

Entre los tanqueros de PDV Marina que están cargando crudo, diesel, gasolina y fuel oil con destino a Cuba estaban el Ícaro, Yare, Paramaconi, Terepaima, Manuela Saenz y Luis Cáceres de Arismendi, abanderados por Venezuela y Panamá. La mayoría de estos barcos había permanecido en aguas venezolanas en los últimos años.

Las embarcaciones Petion y Sadino, propiedad de una empresa conjunta entre Venezuela y Cuba, Transalba, también están cubriendo la ruta, de acuerdo con los datos.