Proteccion primera medida.-

 

 

Jesús Hernández / DLA.-

MIAMI.– El Departamento de Salud en Florida emite un comunicado adicional y reporta 1.977 casos confirmados de coronavirus en el estado, lo que representa un aumento de 510 respecto al informe anterior que fue emitido a las 11 am del miércoles 25.

De esta manera, Miami-Dade, el condado más poblado, reporta la mayor cantidad, con 491 contagiados.

Broward denota 412 casos, Palm Beach 141 y Monroe, donde se encuentran Los Cayos, 11 confirmados.

Entretanto, el Gobierno federal decretó el estado de excepción en Florida, para agilizar el flujo de fondos adicionales que serían destinados a combatir la pandemia.

A principios de esta semana, el gobernador Ron DeSantis pidió al presidente Donald Trump que declarara a Florida “área de desastre”, diciendo que el brote de coronavirus está teniendo un “efecto drástico” en la economía y los proveedores médicos del estado.

DeSantis escribió en una carta a Trump que “los hospitales, las instalaciones médicas y los servicios de primera respuesta de la Florida enfrentan desafíos que rara vez se habían experimentado antes”, y el estado ya ha gastado $ 208 millones en asistencia relacionada con el desempleo, cupones de alimentos, préstamos por desastre y salud mental asesoramiento.

Además, las autoridades de Miami, Miami Beach y Doral ratificaron la orden de “quedar en casa”, como medida preventiva adicional ante el avance del virus.

Por otra parte, la presidenta de Food Industry Association, Leslie Sarasin comunicó que “la cadena de suministros continúa adaptándose (a esta situación extraordinaria) para satisfacer los niveles de demanda. Somos una fuerza laboral esencial y eso nos permite reabastecer y reponer productos en todo el país sin interrupción”, subrayó el informe.

“La producción no ha bajado”, aseguró. “Pero la demanda (en muchos casos desenfrenada) ha aumentado”, aclaró.