Por: Wilfredo Cancio Isla.-

—Representantes del gobierno de Miami-Dade están solicitando una exhaustiva investigación sobre la seguridad en el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) tras recientes reportes periodísticos que revelan presuntas acciones de los servicios de inteligencia de Cuba para acceder a información confidencial de la instalación.

La Comisión del condado Miami-Dade votará este martes una resolución que pide al alcalde Carlos Giménez iniciar una evaluación, con la mayor cooperación posible de agencias federales, estatales y locales, para determinar la vulnerabilidad del MIA a la penetración  de agentes extranjeros.

La resolución está patrocinada por el comisionado Esteban L. Bovo, con el coauspicio de Rebeca Sosa, vicepresidenta de la Comisión de Miami-Dade, y cuenta con el visto bueno del Comité de Turismo y Puertos, que la aprobó recientemente por votación  unánime. La Comisión iniciará sus sesiones en horas de la mañana con una agenda extremadamente cargada.

La iniciativa de los comisionados condales se produce semanas después de la publicación de un reportaje de CiberCuba que sacó a la luz documentos clasificados del Ministerio del Interior de Cuba (MININT), los cuales contienen información enviada a La Habana por agentes cubanos en cumplimiento de presuntas misiones de espionaje y recolección de datos.

Al menos seis documentos con membrete de la Dirección de Contrainteligencia del MININT, fechados entre 2015 y 2017, contienen datos sensibles sobre el funcionamiento interno, los registros operativos de aerolíneas y el acceso a áreas restringidas en el MIA.

El texto de la resolución condal indica que no debe pasar inadvertido que “el régimen dictatorial cubano ha actuado históricamente como un aliado de los enemigos de nuestra nación”, y corresponde al Condado de Miami-Dade tomar todas las precauciones necesarias para garantizar la seguridad de MIA.

“Encomendamos al Alcalde del Condado o a la persona designada por el Alcalde del Condado que realice una revisión de la seguridad existente en el MIA para determinar las áreas de vulnerabilidad potencial de los agentes de inteligencia extranjeros; esta revisión incluirá las estructuras físicas del MIA, sus procedimientos de seguridad, incluyendo la identificación, los protocolos de acceso, y la seguridad de computadoras y redes”, señala la propuesta, que será votada hoy por el pleno de 13 miembros de la Comisión.

La resolución solicita además que si la investigación identificara vulnerabilidades de seguridad en la terminal aeroportuaria, el alcalde del Condado o deberá implementar inmediatamente un plan para abordar el problema y, si fuera necesario, asignar fondos suficientes en el próximo presupuesto disponible para enfrentarlas.

Asimismo, el alcalde Giménez o una persona designada por él deberán ofrecer sesiones informativas a la junta de comisionados con respecto a aspectos vulnerables de seguridad que puedan encontrarse durante el proceso de investigación, siempre que lo permitan las leyes federales y estatales.

El MIA es propiedad del condado Miami-Dade, que administra y supervisa sus operaciones. La terminal  es considerada una instalación estratégica, principal puerta de enlace entre Estados Unidos y América Latina, y motor económico del sur de la Florida, con ingresos anuales por más de $33,000 millones de dólares.

En  2018 el MIA sobrepasó estableció un récord histórico de 45 millones de pasajeros anuales. Las proyecciones indican que para el 2040 la terminal miamense pudiera recibir unos 77 millones de pasajeros y más de cuatro millones de toneladas de carga.

A comienzos de junio, la junta del condado Miami-Dade aprobó un programa de mejoras para el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA), cuyo monto asciende a unos $5,000 millones de dólares para proyectos de modernización y ampliación durante los próximos 15 años.

La determinación de la junta de comisionados de Miami-Dade de seguir tras la pista de acciones de espionaje que puedan subvertir o interrumpir las operaciones en el aeropuerto local se produce a pesar de que el actual director del MIA, Lester Sola, dijo que los documentos publicados por CiberCuba no comprometían la seguridad de la terminal aérea, aunque confirmó que había compartido la información con las agencias federales de inteligencia.

Sin embargo, ex funcionarios del MIA, expertos en seguridad aeroportuaria y ex oficiales de la inteligencia cubana coincidieron en señalar su preocupación por el alcance de la información contenida en los documentos.

La dirección del MIA no respondió este lunes una solicitud de CiberCuba para manifestarse sobre la resolución presentada en la Comisión de Miami-Dade.

Aunque el FBI mantiene bajo absoluto hermetismo sus investigaciones, al menos dos fuentes vinculadas al sector de la aeronáutica dijeron a CiberCuba que hay una pesquisa federal en curso sobre el caso del MIA.

Entre los focos de atención del espionaje cubano en el MIA está ABX Air, una de las principales compañías de carga en Estados Unidos y líder en el servicio de expreso aéreo a nivel internacional. La aerolínea tiene su sede en Wilmington, Ohio, pero brinda servicios desde Miami, donde tiene un centro de mantenimiento.

Uno de los documentos clasificados del MININT, con fecha de abril de 2015, relaciona una lista de 14 técnicos y mecánicos de aviación que están en plantilla de ABX Air y realizarán un entrenamiento especial. El listado detalla nombres y apellidos de cada empleado, su número de identificación, el registro de usuario y la contraseña para acceder a un curso de capacitación y adiestramiento avanzado en la industria aeronáutica.

CiberCuba también dispone de otros documentos enviados a la Dirección de Contrainteligencia cubana con un diagrama del sistema hidráulico del Boeing 767-200, una bitácora de vuelo (aircraft log) y esquemas de la data digital del aparato operado por ABX Air.

Paul Cunningham, vocero de ABX Air, declinó comentar sobre los documentos difundidos por CiberCuba, pero dijo que la compañía colaborará con las autoridades en cualquier investigación que resulte de este caso.

Publicado originalmente por CiberCuba.-