Redacción CiberCuba.-

—El Primer Ministro cubano, Manuel Marreroaseguró que no hay ningún caso de coronavirus registrado hasta el momento en Cuba, y dijo que la población no debe alarmarse, sino prepararse para prevenir y evitar la eventual propagación de la enfermedad en el país.

“El coronavirus no ha entrado a Cuba”, afirmó Marrero este lunes durante una emisión especial del programa Mesa Redonda de la Televisión Cubana, transmitida desde el Palacio de la Revolución, “No les quepa la menor duda de que si este virus entra al país lo informaremos de inmediato a nuestro pueblo”.

Marrero compareció en la Mesa Redonda junto al ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, y el viceprimer ministro, Roberto Morales Ojeda, para explicar las medidas adoptadas por el gobierno cubano para enfrentar la amenaza del coronavirus.

Como parte del plan prerventivo, Marrero explicó que a las instalaciones sanitarias ya dispuestas para tratar los posibles pacientes, se han sumado todos los hospitales militares del país, excepto el “Carlos J. Finlay”,  en La Habana, para el enfrentamiento del Covid-19.

Los hospitales militares cubanos son de uso casi exclusivo de los miembros de las Fuerzas Armadas, y sus instalaciones presentan mejor estado de conservación, atención de mayor calidad, y  acceso a medicamentos y recursos que en otros centros destinados a la población general no se encuentran.

De acuerdo con Marrero, la decisión de incluirlos en la atención al Covid-19 se tomó la pasada semana en una reunión del Buró Político, convocada por Raúl Castro, a la que siguíó una sesión extraodinaria del Consejo de Ministros, dedicada al coronavirus.

Se han identificado, manifestó, los centros y hospitales que van a ser usados en cada uno de los territorios para el aislamiento de los contactos sospechosos y confirmados de la enfermedad.

El ministro Portal Miranda tomó luego la palabra para insistir en que de las más de 500 muestras de infecciones respiratorias agudas que se han analizado en Cuba, todas han dado negativas al nuevo coronavirus.

Ampliando el tema de los centros de tratamiento en todas las provincias del país, aseguró que en una primera etapa van a estar dispuestas unas 3.100 camas para la atención de la enfermedad, y más de 100 camas de terapia intensiva con los especialistas capacitados.

Además  de los hospitales militares, habrá otros centros en todo el país para la atención a estos pacientes para evitar que se congestionen los hospitales, dedicados a la atención general de la población.

“Tenemos las instituciones no solo para la vigilancia, sino también para el tratamiento y listos en la organización, personal médico y recursos”, manifestó Portal Miranda.

Agregó que la preparación no solo se reduce a los trabajadores de la salud, sino que también involucra a otros organismos  como la Aduana, Emigración y el Ministerio del Transporte, con la responsabilidad de prevenir e informar en caso necesario, y mencionó asimismo a las casas de renta, paladares y otros lugares públicos  frecuentados por extranjeros.

El viceprimer ministro Morales Ojeda, ex titular de Salud Pública, enfatizó que “esta enfermedad constituye un verdadero peligro para el país”.

Aunque las autoridades cubanas niegan la presencia del Covid-19 en la isla, el gobernante Miguel Díaz-Canel reconoció el viernes que “existen amenazas y un peligro para el país de que tengamos presencia del nuevo coronavirus por la situación de las Américas y el Caribe”.

Este lunes la prensa oficialista informó que el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK) de la capital está tomando las medidas pertinentes para enfrentar un posible brote de coronavirus en Cuba.

“Nuestro centro está preparado para recibir a pacientes que tengan alguna sintomatología desde el punto de vista clínico y epidemiológico”, explicó el doctor Manuel Romero Placeres, director del centro.

“De hecho, hemos recibido pacientes en vigilancia. Se han tomado y analizado ocho muestras específicas para la Covid-19 que han sido negativas”, agregó.

Para el diagnóstico de la enfermedad se han dispuesto los laboratorios del IPK (para las provincias del occidente de Cuba), los laboratorios del Centro Provincial de Higiene y de Microbiología de Villa Clara (para las provincias centrales), y de Santiago de Cuba (para el oriente).

En medio de la ansiedad generada por la posible llegada del Covid-19, los cubanos en las calles siguen preocupados por la escasez de medicamentos y productos de aseo en las farmacias y tiendas.

Portal Miranda se refirió a que deben incrementarse los productos naturales que demanda la población e informó que se ha creado un grupo de expertos vinculados a los centros de investigación para el desarrollo de conocimientos y nuevos productos relacionados con el Covid-19.

Mientras el gobierno llamaba el domingo a la población a mantener la higiene para enfrentar el coronavirus, muchas personas se preguntaban en redes sociales cómo protegerse si el agua no llega a muchas zonas del país y en las tiendas no hay ni jabón, ni detergente, para lavarse las manos.

El pasado sábado también manifestaron su preocupación porque las farmacias siguen con escasez de medicamentos. De acuerdo con un reportaje de América TeVé, en estos momentos faltan más de 70 productos entre vitaminas, analgésicos y antibióticos en el país.

Tampoco habrá disponibilidad de mascarillas, excepto en los centros de atención a pacientes, para los que la industria textil de Sancti Spíritus está elaborando 20.000 piezas.

Morales Ojeda reconoció la importancia de que la población pueda disponer de medios de protección como la mascarilla o nasobuco, pero admitió que no es posible garantizar una oferta inmediata.

“No es posible ni hay oferta de tener respuestas efectivas en la búsqueda de los nasobucos ante la carencia global”, dijo.

Las autoridades han pedido a la población elaborar sus propios nasobucos para protegerse del patógeno de pulmón. Para ello se ha elaborado un material para lograr la producción familiar e individual de los nasobucos y preparar a la población en el proceso de desinfección.