Vladimir Putin y Evo Morales. (SPUTNIK).-

Moscú quiere garantizar el futuro de empresas estatales como Rosatom en Bolivia.

 

 

DDC, La Paz.-

—Un grupo de consultores políticos rusos vinculados al Kremlin fue enviado a La Paz hace unos meses para ayudar al mandatario Evo Morales a ganar sus cuartas elecciones presidenciales, según dijeron a The Project tres fuentes sin vínculos entre sí conocedoras del asunto.

Uno de los funcionarios que declaró en la investigación —traducida en colaboración con el proyecto cubano Inventario y publicada en ArmandoInfo— dijo que Moscú quiso garantizar así que empresas estatales como Rosatom tengan una larga vida en Bolivia.

Esta compañía, que controla todas las instalaciones nucleares civiles y militares en Rusia, ha estado tradicionalmente a cargo de las elecciones en todas las ciudades donde tiene presencia.

Después de nacionalizar la economía en sus primeros mandatos, Morales dio la bienvenida a las empresas rusas al mercado boliviano. Rosatom tiene un contrato para la construcción de un centro nuclear por valor de 300 millones de dólares en El Alto.

También el gigante energético estatal ruso Gazprom comenzó a participar en proyectos de producción de gas y Helicópteros Rusos tiene un plan para vender aeronaves al ejército boliviano.

Otra fuente declaró a The Project que, si Morales perdía las elecciones, el destino de estos contratos “quedaría en duda”, lo cual atribuyó a un cambio de política de un nuevo gobierno ante “presiones de los americanos”.

De acuerdo con la investigación, en los últimos años las capacidades políticas de Rosatom se han extendido. En 2016, su director, Sergey Kiriyenko, pasó a ocupar el puesto de primer subjefe de la administración presidencial. En este cargo es responsable de toda la política interior de Rusia e interactúa activamente con estrategas políticos.

Fue el personal de Kiriyenko en el Kremlin el que coordinó la selección de los especialistas que se enviarían a Bolivia, de acuerdo con dos fuentes cercanas a la administración presidencial. El funcionario federal ruso que declaró bajo condición de anonimato insistió en que el Kremlin “solo estaba al tanto” de este trabajo.

El director del departamento regional de Rosatom, Adrey Polosin, fue el responsable de enviar la misión a Bolivia.

En enero se conformó el primer grupo de rusos que llegaría a Bolivia. Rosatom primero contrató a personas con experiencia en campañas electorales en Rusia, y luego reclutó especialistas con conocimientos de español para asistir a los asesores políticos, según otra fuente.

Todas las fuentes consultadas por los autores del trabajo dijeron que el principal propósito del grupo era la labor en internet. En especial propagaron publicaciones en redes sociales con tesis del programa de Morales “Bolivia para todos” y participaron en “campañas de propaganda negra” contra los críticos del gobernante.

The Project incluye en su investigación el nombre y perfil de algunos de los diez estrategas rusos que trabajaron en Bolivia y otros consultores que en diferentes momentos han ayudado a las autoridades rusas con las elecciones en ciudades como Samara y Ekaterimburgo.

El Tribunal Electoral (TSE) de Bolivia confirmó el viernes la victoria del presidente Evo Morales en primera vuelta, lo que le asegura un cuarto mandato hasta 2025, a pesar de las protestas sociales que exigían un balotaje con el opositor Carlos Mesa, como vaticinaban los primeros resultados de los comicios.