Cubanos conectados a Internet. / Getty Images.-

‘Si algún funcionario de ETECSA hubiese dado una explicación desde el principio, los especuladores fueran menos’, dice un usuario.

Alberto Arego, Madrid.

—Telegram volvió a registrar este domingo problemas de conexión en Cuba, y la falta de respuesta clara de la única empresa de telecomunicaciones en el país, la estatal ETECSA, desató teorías sobre la censura de este servicio de mensajería por parte del Gobierno, aunque también algunos usuarios consideraron que pudo tratarse de ataques coordinados (o hackeo) contra puertos de acceso seguros, y la App similar a Whatsapp ha sido un daño colateral.

“La falta de información da lugar a la especulación. Si algún funcionario de ETECSA hubiese dado una explicación desde el principio, los especuladores fueran menos”, escribió un usuario en la página de Telegram del medio oficialista Juventud Técnica, que creó una encuesta para conocer el estado del servicio en la Isla.

El 70% de los 639 cubanos que habían votado en la encuesta hasta el cierre de esta noticia experimentaron problemas con Telegram, mientras el resto decía que la App iba bien. Desde La Habana, Matanzas, Santa Clara, Sancti Spíritus, Santiago de Cuba y otras provincias los usuarios señalaban que podían acceder solo con proxys o VPN. Estos son trucos que se utilizan para cambiar la dirección desde la que se conectan los ciudadanos y esquivar la censura en la Isla.

También en Twitter, los cubanos se quejaron de los problemas de conexión de Telegram. “Llevamos cinco días en esto y todavía ETECSA no dice nada (…). Los usuarios necesitamos información de lo que está pasando. El silencio de ETECSA es desesperante y hasta preocupante”, respondió un usuario a una supuesta investigación divulgada en algunas plataformas.

Según esta teoría, Telegram es solo un daño colateral de un ataque a los puertos 443 y 5222 que afectan en Cuba a esa aplicación y a otras desde los celulares, pero no al 80, por eso algunos usuarios se pueden conectar a través del ordenador. Los dos primeros son puertos seguros (SSL, por sus siglas), en los que los datos están cifrados, mientras en el 80 la información queda expuesta.

Frente a este supuesto hackeo en el que no tienen que ver Telegram o ETECSA, la primera compañía dijo que investiga lo sucedido. Algunos cubanos señalaron directamente al Gobierno de Cuba y su necesidad de controlar todo lo que se dice en redes sociales.

Un usuario en Twitter, identificado como Rafa, compartió unas pruebas hechas por él para demostrar que el encriptado de Telegram está siendo intervenido por ETECSA con el fin de acceder a todo lo que circula en esa plataforma.

Sus resultados no son concluyentes, pero tras montar un servidor fuera y probarlo durante seis horas por el puerto 443, no presentó problemas. Sin embargo, cuando lo intentó con una VPN la conexión fue interrumpida a los pocos segundos. Los cubanos también reportaron problemas con las VPN más conocidas y utilizadas por lo cual han buscado otras alternativas para seguir conectados a Telegram.

Rafa apuntó que con la tecnología DPI-SSL (Certificado inspección profunda SSL), la compañía estatal o los informáticos de la Universidad de Ciencias Informáticas “te dan una clave para que tú hables con ellos, ellos ven tu mensaje lo traducen y luego le mandan el mismo mensaje a servidor real con la clave que el servidor esperaba no la que usaron contigo”.

“En teoría ellos podrían ver todo o casi todo lo que haces. Digo en teoría porque hay algunos servicios, muy pocos, a los que no se les puede hacer eso y tienes que bloquearlo o añadirlo a la lista blanca y que se te escape del control, entre ellos Telegram”, agregó este cubano.

Desde que Telegram empezó con problemas, el pasado 15 de octubre, otra de las teorías es la censura por una supuesta convocatoria para una protesta pacífica contra el Gobierno cubano para el próximo 31 de octubre y el 17 de diciembre. Pero, ninguna organización ni activista independiente en el país o fuera se ha atribuido ni hecho eco del comunicado, que circula en las redes sociales.

A esto se suma también la numeración desde la que los cubanos se conectan, como reseñó un usuario que no tiene problemas desde Holguín con un 53, mientras otros con 54 sí. Desde Playa, La Habana, uno escribió en Telegram que tiene “dos teléfonos Huawei en la misma casa. Uno funciona solo con proxy y el otro sin proxy. Numeración diferente: 5295#### sin proxy y 5298#### solo con proxy”.

Los cubanos continúan especulando sobre los problemas para entrar a Telegram, y a esta red se suman otros servicios como los de Google, que también presentan fallas por estos días. “¿Telegram dice que la culpa es de ETECSA? ¿ETECSA dice que la culpa es de Telegram?”, apunta un cubano en Twitter.

Un usuario afirmó que sigue “sin entender por qué aún ETECSA no se pronuncia. No solo es Telegram, VPN que ya no funcionan, Google Maps caído, Google Play no funciona la web, todo es un desastre”.