Omara Ruiz Urquiola | Foto © YouTube / captura de pantalla.-

— Omara Ruiz Urquiola y su familia han abierto las puertas de su finca, en Viñales, para explicar la forma en que, con mimo y amor hacia la tierra, esta da sus frutos siempre.

En entrevista con Cubanet, Ruiz Urquiola ha explicado que cuando ellos llegaron al lugar era una tierra yerma, con mucha maleza y desniveles, y que solo el interés por plantarla y cuidarla ha hecho de ese lugar un terreno productivo y en ascenso.

Omara Ruiz Urquiola -quien fue arbitrariamente despedida hace algunas semanas de su trabajo en La Habana– ha contado que tienen que luchar por mantener las propiedades del suelo o mejorarlo para obtener cada vez mejores resultados.

Su madre explica que la rutina diaria comienza sobre las 6 y media de la mañana, cuando comienzan a dar de comer a los animales y con otras tareas diarias relacionadas con la finca. Recuerda, además, que para atender a los procesos de siembra “hay que jugar con la naturaleza”, y aprovechar el agua siempre que se pueda.

En su interés por dar forma a una granja sostenible, la familia Ruiz Urquiola ha tenido un buen número de tropiezos con las autoridades cubanas, el más importante de ellos un litigio con otras personas que se han agenciado una parte de terreno que los Ruiz Urquiola indican que es suya.

Omara Ruiz Urquiola y su hermano, el biólogo cubano, Dr. Ariel Ruiz Urquiola han conseguido llevar adelante su proyecto ecológico contra viento y marea, siempre bajo el asedio de la Seguridad del Estado, que ha entorpecido de múltiples maneras el proyecto, incluso con el arresto de Ariel en 2018.