Lugar donde murieron tres niñas cubanas al derrumbarse el balcón de un edificio en el barrio de Jesús María, en la Habana Vieja. / Foto: E. MASTRASCUSA EFE.

‘Irrespetuoso’ con las familias afectadas y ‘acto de soberbia’, son algunas de las reacciones en redes sociales.

 

DDC, Madrid.-

—Figuras como Silvio Rodríguez suscriben las declaraciones del realizador cubano Eduardo del Llano sobre “el revuelo” en las redes tras la muerte de tres niñas tras un derrumbe en la Habana Vieja. Pero también hay muchos cubanos que expresan su malestar y consideran que su video es “irrespetuoso” con las familias afectadas y “una bajeza”.

“El video de Eduardo del Llano es una bajeza, una trenza inmoral de torpezas en la que exhibe su pasmosa medianía intelectual”, escribe en Facebook el escritor Carlos Manuel Álvarez.

Álvarez le reprocha a Del Llano su petición de “que la comunidad cubana se pronuncie sobre un tiroteo en la Florida o un edificio que se cayó en Nueva York” en vez de dolerse por los trágicos sucesos en la Isla. Del Llano “dice que no ve a nadie culpando a Trump por estas tragedias”, recuerda Álvarez. “Con razón, Trump es un fantoche, las fallas del sistema en Estados Unidos, las fallas del sistema global, son estructurales, hay un entrecruzamiento complejo de actores y escenarios, como gobierno, corporación, sociedad civil, ricos, pobres, clase media, minorías sociales, etc; en cambio, como en una dictadura el Estado tiene todo el poder, también tiene toda la responsabilidad”, señala.

También le recrimina la intención de enfatizar que en la Isla se vive una “normalidad” porque hay premios y eventos culturales. “Hombre, si justo de eso se trata el totalitarismo, de crear ‘normalidad’, de aplanar la realidad, de achatarla””, le replica Álvarez, y apostilla que las ideas del realizador no le sorprenden porque “vienen del entendimiento y la sensibilidad mediocres de un artista de cuarta”.

“En Cuba no hay ninguna normalidad desde hace 60 años, Eduardo del Llano”, dice el opositor Eliécer Avila en una directa de YouTube. “No es normal que el pueblo cubano no pueda elegir directamente a sus dirigentes políticos, no es normal que todo el poder en Cuba se haya concentrado en una, dos o tres familias y apellidos”, dice y enumera muchas otras particularidades del totalitarismo cubano.

Para la periodista Mónica Baró la muerte de las tres niñas cubanas pudo haberse evitado “si las instituciones estatales hubieran hecho su trabajo”.

En este minuto, en el que casi acaban de ser enterrados los cuerpos destrozados de tres niñas que murieron por el…

Publicada por Mónica Baró Sánchez en Lunes, 3 de febrero de 2020

“No hay nada, absolutamente nada en este mundo, que sea más importante que el hecho de que esas tres niñas perdieron la vida por negligencia de instituciones estatales”, señala Baró en Facebook. “Tres niñas negras, hay que decirlo, porque no es casual que en los barrios más pobres, donde peores son las viviendas y mayores los riesgos de derrumbes, habiten principalmente poblaciones negras”, puntualiza.

En referencia a las declaraciones de Del Llano, Baró considera que “comparar la tragedia nacional” de la muerte de las menores con sucesos mundiales para “disminuir la gravedad del hecho de que estén muertas por negligencia, es una falta de respeto descomunal hacia esas madres que recién enterraron a sus hijitas”.

“Establecer esas comparaciones para cuestionar la legitimidad del dolor y de la indignación de miles de cubanas y cubanos, de madres, abuelas, tías, padres, abuelos, tíos, expresa una insensibilidad mayúscula”, agrega.

“Porque comparar la muerte de Rocío, María Karla y Lisnavy con tragedias con más víctimas fatales, o de otros países, es intentar minimizar sus muertes, su gravedad, y todas las reacciones que ha habido. Y es irrespetuoso”, señala y apunta que “sus muertes pudieron evitarse y que los responsables necesitan asumir las consecuencias”.

“Ya sabemos que el amigo Eduardo del Llano no podrá volver a quejarse nunca más de más nada, porque lo que le va a caer encima de comparaciones será aplastante. Qué no pusieron tu película en el festival: en Arabia saudita te hubieran colgado”, ironiza el periodista Reinaldo Escobar en los comentarios al post de Baró.

“En muchas otras naciones, incluyendo a EEUU ocurren muertes por sucesos similares y por negligencias médicas PERO, en otros países los responsables de esas muertes o daños a la salud o al patrimonio material son juzgados y encarcelados”, señala el científico Oscar Casanella en Facebook.

“No existe la más mínima correlación entre el número de hoteles que construye el Estado cubano y la calidad de vida o la calidad de los servicios de Salud pública o Educación pública”, apunta en respuesta a los comentarios del realizador justificando al régimen. “No encuentro ningún aspecto de la vida del cubano que haya mejorado teniendo el Estado cubano más hoteles”, concluye.

“Relativizar la muerte de tres niñas oponiéndote a un exilio intransigente que ya no lo es, es un acto de soberbia pero sobre todo de indigencia moral que ni siquiera eres capaz de calibrar, reo de ti mismo, de la ignominia del régimen perfectamente incorporada”, le dice el escritor y traductor Jorge Ferrer a Eduardo del Llano.

“Yo creo que Eduardo del Llano falleció, el pobre y nos pusieron un doble! Porque de otra manera no entiendo como cambió tanto en tan poco tiempo! Nos lo cambiaron, no hay duda!”, se mofa un tuitero.