El presidente Donald Trump se quitaba la mascarilla al llegar a la Casa Blanca después de abandonar el hospital. PAUL SIMAO REUTERS.-

 

El texto publicado en ‘Cubadebate’ y compartido por Silvio Rodríguez en su blog culpa al embargo estadounidense.

DDC, La Habana 

—Un artículo publicado este jueves en el portal oficial Cubadebate lamentó que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, no haya podido acceder a medicamentos fabricados en Cuba como parte de su tratamiento contra el coronavirus debido al embargo estadounidense.

El texto, escrito por el doctor Anselmo Abdo y compartido por el músico cubano Silvio Rodríguez en su blog, afirma que “el bloqueo norteamericano a Cuba ha impedido que el equipo médico del presidente Trump evaluara otras alternativas de tratamiento antiviral”.

Entre los medicamentos a los que Trump no habría podido acceder, el doctor cubano mencionó el antiviral llamado HeberFERON, al igual que otros fármacos de perfil antinflamatorio como el anticuerpo monoclonal Itolizumab y el péptido Jusvinza.

El pasado viernes Donald Trump anunció haber dado positivo por coronavirus, y poco después fue internado en el Centro Médico Militar Walter Reed, donde recibió un tratamiento a base de Remdesivir y Dexametasona, además de un cóctel de anticuerpos experimentales y estimulantes de la inmunidad compuestos por vitamina D y Zinc. Tres jornadas más tarde el mandatario anunció el fin de su ingreso.

No obstante, el portal oficial cubano aprovechó la oportunidad para criticar al embargo, y afirmó que “prohibir el uso de medicamentos efectivos ante el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, a cualquier paciente estadounidense, incluido su presidente, debe ser condenado y enmendado”.

De cualquier forma, hasta donde se conoce, los profesionales sanitarios que atendieron al mandatario estadounidense no solicitaron públicamente ningún medicamento de origen cubano.

En el caso contrario, la Isla sí podría adquirir medicinas producidas en Estados Unidos, pues en octubre de 2000 el Congreso del país norteamericano aprobó la Ley de Sanciones Comerciales e Incremento del Comercio que posibilita la venta de productos agrícolas y medicamentos a Cuba por razones humanitarias.

Por otra parte, resulta contradictorio que la prensa oficial cubana se preocupe por los medicamentos de Donald Trump mientras ignora la severa escasez de todo tipo de fármacos en la Isla, que ha provocado que figuras públicas pidan ayuda a sus seguidores en redes sociales para conseguirlos.

A finales del mes de septiembre fue Edesio Alejandro, un reconocido músico cubano quien solicitó a través de su perfil de Facebook un medicamento llamado Amantadina y un antibiótico llamado Ciprofloxacina.

A mediados de septiembre fue la hija de la etnóloga cubana Natalia Bolívar quien pidió a la Aduana cubana, aprovechando la fecha del cumpleaños de su madre, que le entregase unos fármacos retenidos desde marzo, pues no se encuentran en la Isla actualmente.

Poco antes el actor cubano Héctor Noas demandó públicamente un medicamento llamado Copidrogel, pues el destacado cineasta y escritor cubano Enrique Pineda Barnet, de 87 años, lo necesita para evitar sufrir accidentes cerebro vasculares, pero está en falta en Cuba.

También el actor cubano Bárbaro Marín se quejó recientemente de la escasez de Salbutamol, un producto muy demandando por los asmáticos en Cuba, donde al menos 50.000 personas padecen esa enfermedad en su forma más severa.

La falta de medicinas en las farmacias cubanas en un problema que afecta a la población desde años atrás. En el mes de julio de 2019 las autoridades de Salud informaron que se encontraban en falta 47 fármacos diferentes.

Un reporte emitido por la televisión cubana el pasado mes de julio reveló que las farmacias y hospitales de la Isla no contarán con algunos medicamentos básicos como metronidazol, clordiazepóxido, cotrimoxazol, paracetamol y dipirona en los próximos meses.

Por favor, habilite los anuncios en este sitio. Al utilizar el software de bloqueo de anuncios, está privando a este sitio de los ingresos necesarios para su mantenimiento. Gracias.