Un video tomado esta mañana frente la tienda La Alborada muestra a decenas de personas, muchas de ellas de la tercera edad, haciendo cola para adquirir el producto.

 

MIAMI, Estados Unidos. – Pese al avance de la epidemia del coronavirus en la Isla, muchos cubanos se siguen aglomerando en tiendas y establecimientos estatales de la Isla para comprar alimentos y víveres.

Un video tomado esta mañana frente la tienda La Alborada, en el municipio habanero del Cerro, muestra a decenas de personas, muchas de ellas de la tercera edad, haciendo cola para comprar pollo.

Según han confirmado fuentes a CubaNet, la imagen se repite desde hace semanas en varios centros comerciales de la capital cubana.

En un contexto signado por la escasez de alimentos e insumos para el hogar, como los productos de aseo, la aglomeración de personas en espacios públicos podría constituir un factor de riesgo para la propagación del coronavirus en Cuba, país que ya reportado un total de 10 contagios y un fallecimiento.

Pese a que las autoridades sanitarias han señalado que la mayoría de los contagiados han sido infectados por portadores extranjeros, la expansión del virus podría aumentar si las autoridades de la Isla no aumentan las medidas para evitar futuros contagios, tal y como ha sucedido en naciones europeas que no previeron la catástrofe sanitaria.

Otras de las preocupaciones radican en la negativa del régimen a cerrar fronteras, suspender de forma temporal el curso escolar y cerrar centros de trabajo de baja incidencia para los renglones productivos del país.

Por su parte, el régimen de la Isla ha llamado a ahorrar recursos como el agua para garantizar servicios a la población.

Durante la asamblea anual del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), el primer ministro Manuel Marrero dijo que “un adecuado uso” del agua “puede contribuir a sufragar gastos y crear reservas”, lo que es “vital” para la producción de alimentos.