Aminda Marqués González, directora de El Nuevo Herald y The Miami Herald.-

 

Twitter / @nsanmartin
Nancy San Martin Foto © Twitter / @nsanmartin

—La subdirectora de El Nuevo Herald, Nancy San Martin, renunció a su cargo este jueves, mientras que Aminda Marqués González fue destituida como máxima ejecutiva y directora de El Nuevo Herald y The Miami Herald, al calor de un escándalo por la distribución de mensajes racistas y antisemitas contenidos en el periódico comunitario LIBRE.

Los cambios de mando fueron informados a los empleados en un comunicado interno de la compañía McClatchy, propietaria de ambos diarios.

San Martín “renunció después de años de trabajo y premios para esta sala de redacción y la comunidad a la que sirve”, indicó el documento, firmado por Kristin Roberts, vicepresidenta de noticias de McClatchy.

La renuncia de San Martin ocurre dos semanas después de un escándalo por contenido racista y antisemita en el semanario LIBRE, un suplemento independiente en español que El Nuevo Herald distribuía a sus lectores desde el pasado enero. La ejecutiva, nacida en Los Angeles, de padre cubano y madre mexicoamericana, estudi’en Miami y es una veterana periodista del Herald que se desempeñó como reportera y editora antes de asumir la subdirección del diario en español en 2017.

McClatchy realizó una investigación luego de que un lector se quejara por una controversial columna del periodista cubano exiliado Roberto Luque Escalona, publicada el pasado 11 de septiembre, y descubrió que el contenido nunca fue revisado en la redacción antes de imprimirse. La compañía emitió una disculpa pública e informó que ponía fin de inmediato a la relación contractual con el semanario LIBRE.

Aminda “Mindy” Marqués permanecerá como editora ejecutiva de The Miami Herald y El Nuevo Herald y coordinadora regional para la Florida de la empresa McClatchy, pero no tendrá más las riendas gerenciales (publisher) de ambos periódicos. La democión de Marqués deja abierta una compuerta para una posible salida de la periodista de la compañía, a pesar del tono elogioso a su desempeño que contiene el comunicado empresarial.

De hecho, después de desatarse el escándalo por la inserción del suplemento de LIBRE en El Nuevo Herald, dijo que tomaría unos días de descanso y actualmente se encuentra en su casa en receso de responsabilidades laborales. Era la principal directiva de la compañía Miami Herald Publishing desde 2019.

Según indica la carta, la compañía anunciará pronto a un nuevo presidente para ambos periódicos y a un subdirector para El Nuevo Herald, cargo que de manera provisional está ejerciendo Jay Ducassi, jefe de redacción de The Miami Herald.

Además, Roberts anunció en el comunicado que se tomaron medidas con el personal de publicidad “consistentes con nuestras expectativas de liderazgo en la compañía”.

El incidente desatado por las menciones antisemitas y diatribas racistas contra el movimiento Black Lives Matter (BLM) en la columna de LIBRE, titulada “Judíos americanos y judíos israelíes”, ccupó titulares nacionales y puso en el foco de atención las manifestaciones de extremismo y desinformación en los medios hispanos del sur de Florida. El autor del artículo llegó a comparar los activistas de BLM con “los matones nazis” que arrasaron los negocios judíos en Alemania en 1938. titulares en los principales medios de comunicación de Estados Unidos

Pero no ha sido el único incidente. Este miércoles, la congresista demócrata de Miami, Debbie Mucarsel-Powell, solicitó al director del FBI que investigue varias publicaciones de medios de prensa del sur de Florida con mensajes racistas y antisemitas.