Para el director del Instituto Interamericano por la Democracia, Carlos Sánchez Berzain entrevistado por la periodista Nitu Pérez Osuna, las denuncias de abuso sexual de Morales no es un tema nuevo. “Ha sido un tema de denuncias desde mucho tiempo atrás, pero como todos los delincuentes del sistema castrochavista Evo Morales tiene impunidad por eso y otros crímenes, ha sido responsable de varias masacres en Bolivia”, apuntó.

“Este tema de los delitos sexuales que es gravísimo, es recurrente, mire el caso de (Daniel) Ortega (en Nicaragua) que este acusado por violar a su hijastra. Cuba es el paraíso del sexo fácil, han convertido los castros a Cuba en el prostíbulo de las Américas, estamos viendo que esto es parte de un sistema criminal en el cual, por ausencia del estado de derecho, por ausencia de la vigencia de la Ley, por la ausencia de división de poderes y por una falta de respeto absoluta a los derechos humanos hay personajes como Evo Morales, que permanecen impunes cometiendo toda clase de delitos”.

El caso de Evo Morales salió a la luz después de una investigación de la policía que inició en julio, cuando vecinos denunciaron que vieron cargar gasolina a un auto oficial de la gobernación de Cochabamba, al centro del país, el cual había sido reportado como robado. En ese entonces la policía detuvo a los ocupantes, entre ellos una joven de 19 años –supuesta pareja de Morales– y a su hermana junto con un conductor.

“La policía hizo el vaciado del celular y encontró mensajes por Whatsapp, fotos, entre esta señorita y Juan Evo Morales Ayma”, mencionó Melgar. Agregó que, según la denuncia, la joven acompañaba a Morales en partidos en diferentes lugares del país de fútbol cuando él era presidente y “ella era aún menor de edad”, dijo en conferencia de prensa el viceministro de Transparencia de Bolivia, Guido Gustavo Melgar.

El funcionario explicó que la joven tiene actualmente 19 años, pero inició su relación con Morales hace cinco años, cuando tenía 14. La ley boliviana prohíbe cualquier relación sexual entre un adulto y un menor de 18 años, aunque exista consentimiento entre ambas partes.

A Morales, soltero y con dos hijos, también se le atribuyó en 2016 una relación con Gabriela Zapata, exgerente de la empresa china CAMC, a la que el Estado boliviano adjudicó contratos millonarios, que presuntamente habría iniciado cuando era una menor de edad.

En ese entonces Morales denunció que la noticia sobre esa presunta relación había causado su derrota en un referendo que le negó la posibilidad de una nueva reelección. Sin embargo, en 2017 la corte constitucional lo autorizó a postularse nuevamente, en una clara violación a la Constitución de ese país.

Caso Ortega

La primera vez que Daniel Ortega fue denunciado por abuso sexual fue en 1998 por su hijastra Zoilamérica Ortega Murillo que interpuso una querella ante la justicia en Nicaragua por abuso sexual y violaciones sexuales de Ortega desde que tenía 11 años. El caso no prospero, la justicia permanece en manos del Frente Sandinista de Liberación Nacional, el partido de Ortega. Juana Méndez fue la juez que protegió a Daniel Ortega al fallar que el caso había prescrito.

 

Daniel Ortega con Elvia Junieth, en una foto sin fecha (CORTESÍA)

Daniel Ortega con Elvia Junieth, en una foto sin fecha (CORTESÍA)

 

Otras dos denuncias documentadass de abuso sexual contra Ortega se registran en el 2006 contra Patricia Yaneth Prado Ortega, que habría sido abusada a los 12 años, y en el 2008 contra Elvia Junieth Flores Castillo, cuyos familiares permanecen exiliados en Estados Unidos, mientras el hermano mayor de la presunta víctima está preso tras denunciar a Ortega por violación contra su hermana cuando ella tendría 15 años, según la denuncia.

La solicitud del MAS

El partido de Evo Morales, el MAS ha solicitado a los medios de comunicación no se hable de las denuncias de abuso sexual de su máximo dirigente contra menores de edad. Morales permanece refugiado en Argentina tras renunciar a la presidencia de Bolivia por el fraude cometido en las elecciones de octubre de 2019.

En torno a la petición del partido de Evo Morales, Sánchez Berzain dijo que el MAS no es un partido. “Es una organización criminal, como lo es el grupo criminal que detenta el poder en Cuba, en Venezuela con el (PSUV), son organizaciones criminales en las cuales el tema de la política es la coartada, es la careta”, apuntó.

“El castrochavismo es la organización de delincuencia transnacional, que detenta el poder político por la fuerza y de facto en varios países que liderada por Cuba controla el territorio de Venezuela, Nicaragua, Bolivia con Evo Morales, Ecuador con Rafael Correa, y que tiene que ser tratada como una organización de delincuencia organizada y no como un fenómeno político. A partir de ahí se pueden identificar las conductas de Fidel Castro, Hugo Chávez, Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Rafael Correa y Daniel Ortega, que formando un sistema delictivo detentan el poder y no lo sueltan”.

Para el analista, uno de los puntos en común es que los cabecillas de estos regímenes están por encima de la Ley, “han convertido sus países en narcoestados, son violadores de derechos humanos con exiliados políticos, presos políticos, usan la justicia para perseguir a la oposición, son criminales que producen masacres y en medio de eso son delincuentes sexuales”, subrayó.