Rosa María Payá, directora ejecutiva de la Fundación para la Democracia Panamericana, que lanzó la iniciativa “Solidaridad entre Hermanos”. (EFE/Giorgio Viera/Archivo).-

 

La iniciativa “Solidaridad entre Hermanos” fue lanzada el pasado mayo.

 

MIAMI / EFE | AGOSTO 11 2020.-  La ayuda humanitaria recolectada en Miami a través de la iniciativa “Solidaridad entre Hermanos” y dirigida a unas 15.000 familias en Cuba se encuentra en su totalidad en el puerto de Mariel, informaron este lunes los organizadores.

“Estamos muy felices de poder anunciar que la ayuda llegó a Cuba. La totalidad de las donaciones recogidas por la iniciativa ‘Solidaridad entre hermanos’ se encuentra en la Isla”, afirmó en redes sociales Rosa María Payá, directora ejecutiva de la Fundación para la Democracia Panamericana (FDP).

“Este es un anuncio especial para todos los cubanos estén donde estén y en particular para las más de 15.000 familias que han solicitado la ayuda humanitaria recogida en Miami por miles de cubanos en la diáspora”, añadió Payá, hija del fundador del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL), Oswaldo Payá.

De acuerdo con un comunicado fechado este lunes, la iniciativa está impulsada por FDP junto a varias organizaciones en el exilio, el alcalde de la Ciudad de Miami, Francis Suárez, y decenas de iglesias cristianas.

Payá exhortó a las autoridades cubanas a que ponga en manos de sus “dueños legales” el envío humanitario

Además, participan en ella “miembros de la oposición y de la sociedad civil comprometidos con la distribución en la isla”, según el comunicado.

Según FDP, miles de cubanos en la diáspora participan como voluntarios o donantes y al menos 15.000 familias se han registrado desde Cuba para recibir estas donaciones.

Payá exhortó a las autoridades cubanas a que ponga en manos de sus “dueños legales” el envío humanitario.

“Alertamos a la Aduana General de la República y a su jefe, Nelson Cordovés Reyes, que cumpla con su obligación legal de entregar los contenedores a las iglesias que son las dueñas legales de esta carga para ser distribuida entre las familias más necesitadas”, expuso Payá.

El comunicado indica que en abril de este año cubanos de la oposición y la sociedad civil realizaron una alerta a la nación y a la comunidad internacional “ante el agravamiento de la crisis humanitaria en la Isla”.

El llamado solicitó firmas en el documento “Cuba en crisis” para “cerrar filas contra los contagios por coronavirus, la represión y la miseria”.

En mayo pasado, el Gobierno municipal de Miami y la FDP instaron a los miamenses a donar productos “de primera necesidad” para ayudar al pueblo cubano a afrontar la crisis del covid-19.

La Fundación solicitó entonces que la población donara solo “los productos que cumplan la regulación de la aduana” como detergente, jabón, guantes y mascarillas, toallitas, desinfectante, acetominofén, pañales, leche en polvo o enlatada, barritas de proteína y comida enlatada.

Por el momento no hay ninguna restricción por parte del gobierno de Estados Unidos que impida el envío de estos materiales a la población cubana, aunque la FDP quiso “cumplir todos los requisitos legales que exige la isla” para que esta ayuda llegue directamente a la ciudadanía.