Piscina del nuevo hotel de Gaviota en la península de Ramón de Antilla, Holguín. grupo de turismo gaviota/facebook.-

 

Mientras los cubanos siguen perdiendo sus viviendas en derrumbes, GAESA celebra la ‘puesta en punto’ de su nueva instalación en la península de Ramón de Antilla.

DDC, Holguín.-

—Mientras los cubanos siguen perdiendo sus viviendas en derrumbes y sufriendo la escasez de productos de primera necesidad, el Grupo de Turismo Gaviota, perteneciente al conglomerado militar GAESA, anunció que está a punto de concluir la construcción de su primer hotel en la península de Ramón de Antilla, a la entrada de la Gran Bahía de Nipe, en Holguín.

“Anunciamos con alegría que ya casi se pone a punto el primer Hotel en la Península de Ramón de Antilla, considerada Paisaje Natural Protegido, justo a la entrada de la Gran Bahía de Nipe. Este paraíso terrenal, con aguas azul turquesa a unos 100 km de la capital holguinera abre otro de los atractivos turísticos del país”, escribió el grupo en su página oficial en Facebook.

Junto con la publicación, Gaviota mostró imágenes de espacios de la instalación como las piscinas, restaurantes y el lobby. No precisó, sin embargo, el nombre con que abrirá el hotel, cuánto ha costado su construcción, ni la fecha exacta para su apertura.

Un junio pasado, como informaron a DIARIO DE CUBA trabajadores que han participado en la construcción del hotel, el grupo empresarial de los militares se propuso acelerar el paso para inaugurar un bloque del primer hotel construido en el emergente polo turístico. En esa fecha se desplazaron al lugar generales para la supervisión de las obras.

Uno de los obreros aseguró que la instalación, llamada Baracutey 59 y que describió como colosal, cuenta con 900 habitaciones en total y con un complejo de piscinas, restaurantes y bares que se intercalan entre los diversos bloques tipo bungalows gigantes.

Trabajadores de las obras han comentado que, debido a los proyectos, es posible prever que la instalación tendrá una estación de cobro de peaje, lo que ha despertado cierto recelo en la población local.

En la península Ramón de Antilla, según funcionarios del Turismo, existen potencialidades para construir más de 19.000 habitaciones. Por su cercanía a balnearios en Guardalavaca y Cayo Saetía, presentan la zona como de “gran potencial para el desarrollo de recorridos, excursiones y circuitos”.

La región está considerada Paisaje Natural Protegido con playas de arenas blancas y aguas color turquesa. La provincia de Holguín está considerada el cuarto destino turístico de Cuba y acogió en 2017 a más de 300.000 visitantes, según datos oficiales.

En medio de escaseces, el Gobierno cubano, y sobre todo los militares, han seguido invirtiendo en turismo contra las previsiones de los especialistas.

Desde el comienzo de la pandemia del Covid-19 las autoridades cubanas han afirmado que la Isla es un lugar seguro para los turistas, lo que les ha traído numerosas críticas.

El pasado 4 de septiembre arribó a la Isla un primer vuelo de la aerolínea Air Canada Vacations con turistas provenientes del país norteamericano, que ha vuelto a restablecer los vuelos comerciales con carácter turístico a la Isla.

Aunque no precisó la cantidad de viajeros que arribaron, la Agencia Cubana de Noticias aseguró que la llegada de visitantes desde Canadá, el principal mercado de origen con el que cuenta el país, supone un suceso de mucha importancia.

Los primeros turistas internacionales comenzaron a entrar el pasado 1 de julio, pero solo a Cayo Coco, Cayo Guillermo, Cayo Largo, Cayo Cruz y Cayo Santa María, por disposiciones tomadas por el Gobierno.

Así es el nuevo hotel de lujo de GAESA en Holguín: