Módulo cárnico para un anciano cubano. NENE HERNÁNDEZ / FACEBOOK.-

‘Pena y vergüenza es lo que da ver como le dan esta mierda a las personas mayores’, expresa un usuario en Facebook.

 

DDC, La Habana 

—Numerosos usuarios de redes sociales han mostrado su indignación ante los módulos de cárnicos vendidos por el Estado cubano a las personas mayores de 65 años en las provincias orientales del país.

Un usuario identificado como Nene Hernández publicó en el grupo de Facebook “Cubanos los de aquí y los de allá” la imagen del módulo, compuesto por seis onzas de “morcilla” y la misma cantidad de masa de croquetas.

La publicación generó numerosas reacciones por parte de otros internautas.

“No sé cómo el Gobierno de Cuba se atreve a hablar de las necesidades de otros países cuando el pueblo se está muriendo de hambre… Pena y vergüenza es lo que da, e indignación, ver cómo le dan esta mierda a las personas mayores”, expresó Hernández.

Un usuario nombrado Oreste Imbet contestó: “señores, esas personas trabajaron toda su vida en este país, dejaron el pellejo con esta revolución y ese es el trato que les brindan, este Gobierno es un degenerado y desnaturalizado”.

Otros, como Ernestina González, recordaron a la periodista oficialista Irma Shelton. “Qué dirá la periodista que manifestó que en Miami y España las personas estaban pasando hambre. ¡Qué vergüenza, qué pena, qué descaro!”.

También el usuario llamado Seyer Rednahoy publicó imágenes semejantes, en su caso del módulo ofertado en la localidad de Pueblo Nuevo, Holguín.

“Qué asco, no entiendo cómo es posible que un país se sustente solo de esa mercancía. La verdad, una cosa es la política, que está mal llevada, y otra cosa es la alimentación. Qué odio siento por esa dictadura y qué tristeza por mi Isla donde nací (…). Qué triste”, comentó un perfil identificado como Estrella de Mar.

Desde el inicio de la pandemia provocada por el nuevo coronavirus la crisis económica cubana se ha agravado considerablemente. La evidencia más clara de esto ha sido la insuficiencia de la oferta de alimentos en las tiendas del país.

El Estado ha apelado a vender “módulos” como estrategia para mitigar el fuerte desabastecimiento en que vive la población, pero la calidad de los productos ha desatado las críticas de muchos ciudadanos.

La actriz Yerlin Pérez, habitual en la televisión cubana, escribió tras comprar un módulo de croquetas en Centro Habana: “está bueno ya de falta de respeto, estoy empin…. como diría un buen cubano que se respeta. Está bien, ya asumimos que no hay carne de puerco, por lo que sea, pero respétame, no me vendas comida para puerco”.