Turistas en La Habana. AP

Los más de 93.7000 visitantes llegados a la Isla de enero a julio suponen un aumento de un 12% respecto a 2018.


DDC, Moscú.-

—En los primeros siete meses de 2019 Cuba recibió a más de 93.700 visitantes rusos. Según recogió Sputnik News, el número supone un crecimiento de un 12% respecto al mismo período de 2018, cuando en total desembarcaron en la Isla más de 137.900 turistas de Rusia.

Las cifras se dieron a conocer en la presente edición de la feria turística OTDYKH/Leisure, que se celebra anualmente en Moscú en estas fechas y es de las más importantes del sector en el continente europeo.

En esta ocasión La Habana fue invitado a participar como socio del evento. Asisten funcionarios, entre ellos el director comercial del Ministerio de Turismo, Michel Bernal.

Bernal dijo que desde el evento turístico su Gobierno busca “potenciar otros destinos dentro de Cuba”.

Celebró que actualmente “un gran volumen de clientes rusos” optan por pasar sus vacaciones en las playas cubanas, pero quiso destacar los “muchos atributos culturales y patrimoniales” que también ofrece la Isla.

Asimismo, invitó a empresarios rusos a participar en el desarrollo del sector turístico cubano, pero circunscritos a “una cartera de oportunidades” dentro de la que mencionó “166 proyectos ya desarrollados”.

Michel Bernal anunció, además, que Rusia, un aliado político de La Habana, será el país invitado de honor en la próxima edición de la feria de turismo FITCuba, que presentó como “el evento más importante del sector” en la Isla.

En 2018, el Gobierno cubano tuvo que redirigir sus esfuerzos de promoción turística hacia Rusia, Latinoamérica y Europa, para intentar salvarse de la caída del turismo estadounidense producida por las medidas tomadas por la Administración de Donald Trump.

Por su parte, el embajador cubano ante el Kremlin, Gerardo Peñalver Portal, declaró en una conversación con Radio Sputnik que Rusia es el mercado emisor que más crece. En este contexto, se mostró convencido de que el año en curso se cerrará “con un crecimiento en torno a un 15%”.

Para el diplomático, los avances en materia de turismo son tan solo un aspecto del “excelente desarrollo de las relaciones entre La Habana y Moscú”, que atraviesan hoy su “mejor momento” desde la caída de la Unión Soviética.

“Las relaciones económico-comerciales entre Cuba y Rusia han crecido de manera extraordinaria en los últimos años”, celebró Peñalver, y apuntó que contribuyó a ello la visita efectuada a la Isla en 2015 por el presidente Vladímir Putin.

“Podemos decir que se produjo un relanzamiento de las relaciones bilaterales”, afirmó.

“Comenzamos a trabajar con Rusia en proyectos estratégicos para el desarrollo económico y social de Cuba a largo plazo”, agregó.

Moscú ha querido asegurar su presencia en los sistemas ferroviario, de puertos y aeropuertos cubanos. También ha aportado financiación para la modernización de “dos grandes plantas metalúrgicas” y del sector de la refinería, la construcción de “cuatro nuevos cuatro bloques de generación eléctrica de 200 megavatios cada uno” o “el desarrollo de energía renovable”, además de cooperar ambos países en la industria farmacéutica y biotecnológica y en el sector de transporte automotor.