El portal E-Consultas de México, reseñó en sus páginas la historia de “Luis”, un emigrante cubano que salió de Cuba hace mes y medio en busca del sueño americano, y ahora se encuentra recluido en la Estación Migratoria de Acayucan donde, según la nota, “está viviendo un verdadero infierno”.

Para llegar a EEUU, Luis primero debió viajar a Nicaragua. Pagó $9000 dólares por llegar a territorio nica y de ahí, con otros $1000 se aventuró a cruzar Honduras y Guatemala.

Luis, ingeniero eléctrico en Cuba, pagó $10 mil dólares por salir del país e irse hacia los Estados Unidos. Para llegar a EE.UU. primero debió viajar a Nicaragua. Pagó $9000 dólares por llegar a territorio nica y de ahí, con otros $1000 se aventuró a cruzar Honduras y Guatemala.

Sin embargo, apenas cruzó la frontera sur de México, fue arrestado y trasladado hasta la Estación Migratoria de Acayucan.

Su detención ocurrió días después que el gobierno mexicano y el de Estados Unidos lograran un acuerdo para frenar el flujo de migrantes por la frontera entre ambos países. Desde entonces el gobierno de AMLO ha desarrollado varios operativos en su zona fronteriza con Guatemala para frenar la entrada de migrantes por ese lugar.

Luis trata de subsistir en condiciones insalubres

Mientras invoca la ayuda de su familia y de su novia para que estos costeen los gastos de un abogado que lo saque de la cárcel, Luis intenta recuperarse de un catarro y de diarreas que adquirió apenas entró a la Estación Migratoria de Acayucan.

Para poder estar en contacto con su novia ha vendido hasta su comida, una comida que está en mal estado, asegura su novia desde los EE.UU., país en el cual reside desdehace 4 años, al que ingresó ilegalmente.

La joven expresa que tenía en planes casarse en EE.UU. apenas Luis llegara.

Afortunadamente el letrado que lo representa se ha solidarizado con su caso; pero Luis, que lo vendió todo en Cuba y salió rumbo a los EE.UU., cree que su deportación está cerca.

Publicado originalmente en Cubacomenta.-