Mons. Juan de la Caridad García Rodríguez. / Yandry Fernandez Perdomo / Aciprensa.-


Carlos Cabrera Perez

Carlos Cabrera Perez / CiberCuba.-

—Sectores de la Iglesia Católica han dejado traslucir su “malestar” con la cúpula eclesiástica por lo que consideran una reacción “tardía y tibia” ante el encarcelamiento de José Daniel Ferrer y la posterior campaña de descrédito que el gobierno ha emprendido contra  el opositor anticastrista, dijo a CiberCuba una fuente próxima a la Conferencia Episcopal de la isla.

Sacerdotes y dos obispos trasladaron al Cardenal Juan de la Caridad García y a Monseñor Dionisio García Ibáñez, presidente de la Conferencia de Obispos, el descontento de muchos feligreses, compartido por ellos, por la falta de una reacción adecuada ante la estrategia reiterada del régimen de intentar criminalizar a opositores políticos con supuestos delitos comunes.

“La reacción de la iglesia (católica) cubana ha sido tardía y tibia”, precisó la fuente, que señaló al ex obispo de Pinar del Río, Monseñor Jorge Serpa, como el blanco principal de las críticas, en su condición de Presidente de la Pastoral Penitenciaria de la Conferencia Episcopal.

El Arzobispo de Santiago de Cuba, Monseñor Dionisio García Ibáñez, visitó en la cárcel a José Daniel Ferrer García, el pasado día 21, pero no comentó su encuentro de una hora y media públicamente y se limitó a llamar por teléfono a la esposa del Coordinador Nacional de la Unión Patriótica de Cuba, que contó, en un vídeo, que el prelado le informó sobre la salud del reo, que está más delgado, bien de ánimo, pero conmovido por momentos.

La fuente no quiso precisar si la Iglesia Católica podría asumir un papel mediador entre el gobierno cubano y Ferrer -siempre que se produjera una petición expresa de una de las partes- pero admitió que sería “complicado por la frágil confianza mutua”

La Iglesia Católica de Cuba mantiene un bajo perfil ante el gobierno castrista, desde que el fallecido Cardenal Jaime Ortega se sintió engañado por Raúl Castro con sus promesas de apertura política, al calor del restablecimiento de relaciones diplomáticas con Estados Unidos, recordó la fuente.

“Jaime (Ortega) no escuchó a los obispos que apostaban por la prudencia”, añadió, y -desde entonces- “la iglesia no ha fijado, públicamente, una posición en temas cruciales” del escenario cubano, concluyó el informante.

El presidente Díaz-Canel recibió el pasado lunes 25 a líderes evangélicos norteamericanos, al teólogo Frei Betto y Antonio Santana Hernández y Joel Ortega Dopico, presidente y secretario ejecutivo del Consejo de Iglesias de Cuba, que agrupa a más de la mitad de las congregaciones evangélicas de la isla.

La versión oficial asegura que hablaron sobre la actualidad mundial y el cambio climático, pero ninguna de las partes informó si en la reunión -a la que asistió la responsable de Asuntos Religiosos del Partido Comunista, Caridad Diego- no precisaron si en el encuentro se abordó el encarcelamiento de un matrimonio evangélico que se negó a educar a sus hijos en colegios del Ministerio de Educación.

CiberCuba ha pedido al nuevo Cardenal y Arzobispo de La Habana, Monseñor Juan de la Caridad García Rodríguez una entrevista; petición que aún no ha sido atendida.