Mariela Castro en declaraciones a la prensa oficialista. Foto Cubasí.-

 

“Hay muchas personas que caen en las trampas de campañas para desacreditar nuestros esfuerzos, gente muy mal preparada”.

 

 

La hija de Raúl Castro continuó sus declaraciones hablando de política y de los “enemigos” de la revolución. “Yo creo que el primer mensaje es que estudiemos, que nos preparemos bien”, porque no debemos “seguirle el juego a los enemigos de la Revolución, unirnos entre las organizaciones e instituciones que realmente estamos trabajando y que estamos abiertas a todas las ideas verdaderamente sinceras y comprometidas con la obra revolucionaria”.

Al respecto, la directora del CENESEX dijo que “hay mucho dinero, sobre todo proveniente del gobierno de los Estados Unidos, hacia cinco iglesias evangélicas principales, que son las que están tratando de sabotear muchas iniciativas. Están utilizando este término de la ideología de género, que fue creado por un obispo católico en los 60, justamente para desacreditar los avances internacionales en el campo de los derechos de las mujeres y el pensamiento de origen marxista con relación a esta temática”.

Así mismo, Mariela castro también arremetió contra los cubanos en Miami, a los que acusó de promover campañas para desacreditar la obra de su institución. “Hay gente que se le activa el chip de la moda y si de Miami hacen una campaña, aquí hay cuatro o cinco que la toman y empiezan los ataques injustos, sin fundamento, con una ignorancia y un desconocimiento profundos, que no nos ayudan a avanzar en la temática”.

Por la celebración en Cuba del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, celebrado el pasado 25 de noviembre, la Red de Mujeres por la Igualdad (RMI) y el Comité de Ciudadanos por la Integración Racial (CIR) enviaron un comunicado oficial al Gobierno para recordarle su compromiso con la ratificación de instrumentos internacionales para proteger los derechos de las mujeres y erradicar las diferentes formas de violencia contra ellas.

Estas dos organizaciones de la sociedad civil cubana convocaron a apoyar la Campaña #UnidasPorNuestrosDerechos, sin embargo, la campaña no es apoyada ni por las autoridades cubanas ni por Mariela Castro, por no estar alineadas con la política comunista.